sábado, 2 de octubre de 2010

Somos


¿Qué quiero, qué amo, qué deso y qué hago realmente?
La mayor parte de nuestra vida, no logramos unificar la respuesta a estas cuatro preguntas que viajan por caminos separados.

Ahora sé, que la única manera de estar bien con una misma,es conseguir unificar las respuestas de estas cuatro preguntas.
Somos la verdad de nuestro deseo y de nuestro corazón, y actuar en consecuencia,es lo único que nos debería importar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario