miércoles, 18 de abril de 2012

Catedrales



                                                                                             

“Hemos construido catedrales y nos hemos quedado del lado de afuera, pues las catedrales que nosotros mismos construimos tememos que sean trampas."

Fragmento de Aprendizaje o El libro de los placeres, ClariceLispector




Win Mertens: La Fosse

34 comentarios:

  1. Pues, sí: yo soy de las que se quedan fuera de las catedrales, aunque me pierda muchas cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo creo que a las catedrales que yo interpreto en la lectura, nunca te quedarías fuera. Las otras, las que tú te refieres, pueden ser muy hermosas, y una cosa no quita la otra, no?, pero entiendo y respeto, tu actitud frente a ellas, :))
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Sí, me encantan las catedrales que propones, las bellas formas que adquiere el agua al abrazar la tierra, menos pretenciosas y más sensuales. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El agia puede hacer verdaderas obras de arte, verdad Leovi.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Las formas de tus catedrales son cambiantes y preciosas, apetece mirarlas mientras se construyes y desconstruyen... Las otras tb me gustan.
    Besos Carmela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que puedo pasarme mucho tiempo viendo las maravillas que se forman. Son formas maravillosas.
      Un beso grande, LLuna

      Eliminar
  4. El texto se puede adaptar a cualquier lectura, la lectura de los cuerpos, la lectura de las almas, la lectura de los silencios... qué envidia das mostrando esas olas, acabo de llegar a casa y, las olas de ocho metros, impedían que la gente caminara por el paseo de riazor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Daniel, podríamos aplicar el texto a mil cosas diferentes, y para cada una de ellas tiene su propio significado, :)
      Tiene que ser una maravilla estar en ese paseo. Te envidio yo a ti, si
      Un beso de olas

      Eliminar
  5. Pienso que en cada centímetro de mundo hay una catedral monumental que no sabemos admirar...Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Joven, solo hay que estar dispuesto a verlo.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Yo ni me acerco, las catedrales me dan yu-yu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja Bueno Ana, te creo.
      Un beso desde afuera

      Eliminar
  7. Como bien dce CC Rider, es un texto con muchas lecturas. Quedarse fuera es haber levantado una barrera y quedarse dentro igual..las estructuras cerradas están para ser derribadas...Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según tu interpretación, de estructuras rígidas, estoy de acuerdo con lo que dices Fio. No es bueno, esa inmovilidad ni rigidez, :)
      Un beso

      Eliminar
  8. Yo lo veo del punto de vista de que todos construimos nuestras propias catedrales, aquello que nos importa, por lo cual nos esforzamos tanto; y sin querer, o porque no nos damos cuenta, perdemos la perspectiva, les dejamos de dar aquel valor del principio, nos olvidamos de que nos importaban tanto.
    Suele recordarse en momentos limites de la vida.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interpretamos lo mismo de este fragmento y coincido completamente contigo, con cada una de tus palabras.
      Un beso

      Eliminar
  9. Creo que son monumentos que exaltan, más que una fe, las leyes morales y éticas en que la humanidad ha basado su evolución. No es necesario entrar el monumento debe ser un reflejo de lo que llevamos dentro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya he comentado más arriba, El Drac, yo interpreto otras Catedrales, pero es una interpretación muy personal, y respeto todas.
      Un beso

      Eliminar
  10. Tienes una capacidad fantástica para retratar la fuerza del agua. En las catarátas del Niágara te harían sacerdotisa, ya que hablamos de catedráles y cosas relacionadas. El próximo reto como bloguera: sacar olas donde -además- se vean los peces. Y si lo consigues te vas corriendo a rezar a una catedral, ja, ja

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que haría yo sin tus comentarios Frankie, siempre me sacas una sonrisa. De momento solo he sacado algas en las olas, pero el primer pez, será para ti, nada de Catedrales a qiuen ofrecerselo, :))
      Besos de promesa

      Eliminar
    2. Yo tampoco puedo pasara por aquí sin leerlo, ja, ja. Tremendo.

      Eliminar
  11. A mi se se caen nunca me pillarán dentro...
    Pero las fotos son preciosas!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro, Genín, que tú vives dentro de una perfecta catedral de las que yo imagino, seguro.
      Besos y Salud

      Eliminar
  12. A una de las más hermosas playas de Galicia la llaman así, "a praia das catedráis". El mar le dio a aquellos acantilados la forma de espigadas columnatas. Cuando la marea está alta apenas se entreven, sin embargo, cuando baja, nos descubre este espectacular secreto. Ahora me gustaría ver las fotografías que harías a estos bellos monumentos de la naturaleza. No en vano eres tú la "fotógrafa de las olas"(Axis dixit). Bico, Carmela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me gustaría ahora mismo estar por easa tierras, no lo sabes tu bien. Aunque me parece muy osado eso de fotógrafa de las olas, gracias.
      Besos y Bicos, Vera

      Eliminar
  13. Que delicia... puro espíritu estas esculturas de agua. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Me alegra que te gusten, Leovi.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. La arquitectura es espacio y luz. No se puede uno olvidar de dejarle huecos para que entre.
    Besos, Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Blue. Sería convertir un espacio en una carcel lúgubre, donde todo se volvería asfixiante.
      Besos y bicos.

      Eliminar
  16. Me encanta perderme en esta bonita fiesta de luces y formas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente son formas increíbles las que hace el agua. Debería servir de inspiración, como tantas cosas de la naturaleza.
      Un beso, Leovi.

      Eliminar
  17. Clarice siempre fue sabia, aunque le hiciera daño.
    Me temo que tú también lo eres, Carmela.
    Besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad aunque duela, Isabel, siempre es mejor.
      Un abrazo.

      Eliminar