jueves, 18 de octubre de 2012

Cristal





"el silencio de las cosas que se quiebran por dentro."

Fragmento de La caída de las torres, Omar Pimienta



24 comentarios:

  1. El silencio de las cosas que se quiebran por dentro... ha sido leerlo y sentirme como si hubiera salido desnuda a la calle... ¿te pasó igual? ¿por eso la elegiste?...
    Achuchones... no son ruidosos, pero procuran recomponer... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. India, una frase que expresa momentos del alma. A veces, sentimos que algo se quiebra muy dentro....y esa rotura necesita salir y hablar con su propio silencio.
      Tus achuchones son divinos.
      Besos miles!!

      Eliminar
  2. ¡Eres una genia!
    El texto, ese mar y finalmente la canción es como si formaran parte de un todo indivisible...
    Como España...jajajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un todo que a veces es tan frágil como un cristal.
      jajaja tú sigues con "una e indivisible", .....dí que sí.
      Besos y salud!!

      Eliminar
  3. ¿Cómo has podido colarte dentro de la ola? lo tuyo es magia, seguramente será técnica pero prefiero pensar que es lo primero, ya me conoces, el caso es que me gusta tu magia y por ella he podido ver que la ola está gruesa por dentro, no sé explicarme mejor..el caso es que al romper es más líquida. Uf creo que he dicho alguna que otra tontería.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te explicas perfectamente Wendy, y sí, ese interior sale derramado, cristalizado.....
      No es magia, ni técnica, lo de técnica seguro que no, son muchos disparos..... y algunos atrapan la belleza que hay ahí fuera.
      Besos, muchos.

      Eliminar
  4. Las mil caras del mar, colores, formas, sosiego, rebeldía...y siempre belleza.

    BESICOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo está y todo cabe en él.
      Besosssss, Ana

      Eliminar
  5. No te podés imaginar lo que me provocan tus fotos!!! Carmel!!!
    Me enloquecen de hermosura!!!

    Besos preciosa ;)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Axis, me encanta saber que te gustan.
      Besos miles.

      Eliminar
  6. Demasiado sugerente, demasiado...Y el profundo mar verde...

    ResponderEliminar
  7. Este tipo de silencios no son más que un grito exhausto. ¿Es posible el silencio absoluto en vida?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos silencios, Maia, con distintos sonidos y matices, y sí, creo que tambien hay silencios sordos, profundamente silenciosos.
      Un beso

      Eliminar
  8. No diré mucho, no quisiera estropear este post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sergio, tus palabras siempre son certeras y me gustan.
      Un beso

      Eliminar
  9. El mar...un cristal, el alma, como un cristal que cuidar.Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar, que a veces nos da una imagen de fuerza, y otras de fragilidad infinita, pero al fin, es el mismo mar.
      Un beso, uruguaya.

      Eliminar
  10. Sin duda la última foto es el broche perfecto para esta agua cristalina, una delicia. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un agua cristalina, que rebosa de ella misma.
      Un beso, leovi

      Eliminar
  11. Venía a ver qué me habías contestado y no me encuentro, jajaja.
    A esas cosas que se quiebran por dentro les tengo miedo. Siempre supongo que no tienen reparación posible.
    La canción es deliciosa...para quedarse!!!.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ahora, yo si te encuentro, :)
      Pueden recomponerse, pero siempre queda una pequeña fisura.
      La canción es hermosa y tremenda, como casi todas las del CD, se llama Flood, y la canción Romeo y Julieta, y bueno la voz de Jocelyn Pook que es soberbia.
      Bicos y besos, Blue

      Eliminar
  12. Y esas olas se rompieron tan adentro que ni espuma las coronan...

    Hay que estar preparados para el silencio y la rotura interna, dicen; pero lo cierto que para eso nunca se está preparada...

    besosssss sin silencios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, nunca estamos preparados, quizás porque son tan especiales y delicadas, que las sentimos irreparables..
      Muchos besos...

      Eliminar