sábado, 14 de septiembre de 2013

Bajo el hueco de la almohada





En el silencio de la noche, bajo el hueco de la almohada, acordes invisibles rescatan de la memoria los recuerdos que allí habitan disueltos y suspendidos en amplios laberintos ajenos al paso del tiempo -colores,  penumbras, certezas y desengaños, fracasos, desafíos, euforia y abatimiento- surgiendo según se mezclen, pesadillas o sueños

7 comentarios:

  1. Con una almohada como esa y la música de fondo no puede haber pesadillas, solo sueños, buenos sueños.

    Mas besos!!

    ResponderEliminar
  2. Y que importantes son las buenas almohadas para bien dormir... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja tú si que sabes, Genín!!
      Besitos y salud.

      Eliminar
  3. Me impacta tanta fuerza visual.Un beso

    ResponderEliminar