lunes, 9 de junio de 2014

Memoria hecha raíces que sostiene la vida.


DONDEQUIERA QUE ESTÉS.  (de RAQUEL LANSEROS)

Puede que nunca alcances a suponer la luz,
la obstinada pureza que me habita por dentro
si pienso en nuestra calma. Tan desnuda.
¿Recuerdas? Los minutos
nunca saciaban su hambre.

Como si no existiera más mar que mis mejillas,
te sumergiste al fondo del agua que me puebla.
Aunque ya te hayas ido sigues manando ausente,
recorres la espesura y riegas el silencio.
No puede haber tristeza en un pecho mojado.
Las estrellas lo saben.
                                          Y tú en alguna parte.

Qué más da quien tú eres. Importa quien tú fuiste.
Cómo me convertiste en un cuerpo más sabio.
Hay cosas que el pasado olvidó arrebatarme
cuya naturaleza es quebradiza y frágil.

Memoria hecha raíces que sostiene la vida.


7 comentarios:

  1. Un hermoso poema extraído del poemario “Las pequeñas espinas son pequeñas”, de Raquel Lanseros, que, éste miércoles 11 de junio, presenta en Cádiz y que ya tengo la suerte de tener entre mis manos.

    ResponderEliminar
  2. ¡ Es linda y la foto también. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teresa!!, Es un poemario precioso y todos los poemas son hermosos.
      Un beso, para ti.

      Eliminar
  3. Preciosa foto. Un poema de estado de situación, de lo que fue y lo que queda y es. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Fio. Siempre queda lo bueno.
      Un beso

      Eliminar