viernes, 25 de julio de 2014

Escaleras en el mar.


El verdadero valor de perdonar
no reside
en el perdón mismo.

Perdonar, sobre todo a quien queremos,
no es demasiado difícil,
lo realmente complicado, el quiz de la cuestión
reside en admitir-nos que algo nos dolió,
que nos hizo daño en lo más interno y verdadero de nosotros
y que al decir: no tengo nada que perdonar,
se enquista casi sin darnos cuenta.

Admitir la herida que nos causaron,
reconocer y atender el dolor que nos produjo aquello,
afrontarlo y encararlo
y extender, entonces, los brazos,
es el verdadero perdón
Y en ello reside su valor.

10 comentarios:

  1. Tomar la herida como un estrago del amor y no como una plataforma de resentimiento... UN abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero tomarla, Darío. Afrontarlo para no caer en el resentimiento, eso si.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Muchas veces perdonar es un acto de egoísmo :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos eso creemos.
      Besitos y salud, Genín

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Olvidar no se olvida. Perdonar depende ya de cada uno, ;-)
      Un beso, Toro.

      Eliminar
  4. Qué es el perdón? es el olvido en la superficie. La herida requiere empatía, más que perdón. Pero es un buen comienzo, sin duda. No sé olvida, se comprende, no hay rencor, hay memoria.Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el olvido es casi imposible, uruguaya. La empatía a veces es insuficiente...... o no. Quizás ahí reside todo o casi todo.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Bonitas escaleras para que suban y bajen las olas! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bajen como hermosas cascadas.
      Un beso, Leovi

      Eliminar