jueves, 16 de octubre de 2014

Colores tibios, sensuales, calientes.




Cambiemos el paso del tiempo, convirtamos la noche en toda la vida. Un lugar donde sólo cambie el color que nos envuelve y acaricia. Un cielo con mil matices repleto de colores tibios, sensuales, calientes. Noches malvas, o amarillas, que apurando cada tono de la paleta, invaden lentamente nuestros cuerpos. Noche hermosa, susurros suaves. Y un olor a luna blanca que seduce, invade y sacia.

8 comentarios:

  1. Que delicadeza de colores, que suavidad... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona, me despisté :)
      So suaves, si, Genín y muy calidos.
      Besitos y salud.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Si. Todo es posible, al menos podemos imaginarlo.
      Besos, uruguaya.

      Eliminar