domingo, 8 de febrero de 2015

Un sábado de invierno en Vejer de la Frontera.


Aquellas entradas, fueron de una calurosa mañana de finales de septiembre. Ayer volví de nuevo,al atardecer, con un frío que no es normal por estos lares, y volví a perderme por las laberínticas y estrechas calles de su casco antiguo.

Cada vez que paseo por sus calles es algo único, siempre hay un algo que te atrapa y te traslada a esos cinco siglos de pasado musulmán. 
Ayer como os digo, era u helado atardecer  y la luz mucho más blanca y menos profunda que la otra vez pero no por eso fue menos hermoso, al menos para mí. No voy a subir esta vez tantas callejuelas, porque ya están en las entradas de entonces, pero si detalles que me gustaron. Espero que os guste y no os canse tanta foto.







 













 
 


 





28 comentarios:

  1. ¿Cansarme yo de ver esta maravilla de fotos?
    ¡Nunca!
    Al contrario quiero mas...jajaja
    Gracias guapa!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti,Genín porser siempre tan entusiasta y positivo. Estoy otra vez en dique seco sin ordenador y contestar desde este chisme es ya un proeza, pero en cuanto vuelva a tenerlo nos vamosde nuevo de paseo
      Besitos y salud!!!

      Eliminar
  2. Que precioso reportaje!! Es un pueblo divino y tus fotos son preciosas. Mil gracias por compartirlo. Sigue sigue...es un placer. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Susana, me alegra que te guste. Si que es un pueblo precioso, para mí de los más bonitos que tenemos por aquí.
      Muchos besos.

      Eliminar
  3. Pienso como Genín.
    Nunca me cansaré de ver tus fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Jesús, al igual que Genín, eres de las incondicionales :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Cansarnos, dice... jua, juaaaaaaa. (jajajaja)

    Jo, qué preciosidad de pueblo, me lo apunto para mi escapada pendiente.

    Besos y luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apúntatelo en fosfórico, Marga, jajajaj, merece la pena, de verdad que si.
      Cojo esos besos y te mando míos, con luz, claro.

      Eliminar
  5. Fotos hermosas como siempre, Carmela. Feliz día y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegra verte, Laura. Me alegra que te gusten. También te deseo una buena semana.
      Besos.

      Eliminar
  6. No sabés cómo se me inflamó el pecho, al leerte, al mirarte... Impresionante rincón del mundo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente es un pueblecito impresionante que no imaginas, hasta que no subes a verlo, Darío, y pegadito al mar :) esos musulmanes sabían lo que se haciían.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Son una maravilla. Una invitación a la niñez, cuando uno imaginaba todo tipo de callejuelas y pasadizos estrechos, cuando una puerta o una ventana podían ser un mundo. Veo esas puertas e imagino las casas que defienden de los curiosos, Gracias por la oportunidad, Carmi. Y además, cuánta luz, cuánto blanco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maia, cuanta alegría verte callejeando por este rincón del mundo. Es precioso lo que dices :)
      Gracias a ti por pasarte.
      Besos desde el sur.

      Eliminar
  8. ¿Lo pintan todo antes de pasar tú? jajaja.
    Me maravilla lo cuidado que está. Precioso sitio.
    Besos, Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja pues no, Blue, es así. Es un pueblecito muy muy cuidado, ni un papel, ni una colilla... Precioso, de verdad.
      Besos, y bicos!!!

      Eliminar
  9. Me encanta el contraste del azulón del cielo con el blanco de las fachadas! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lau!! disculpa el retraso, ando sin ordenador en casa. Me alegra verte ;))
      Un beso

      Eliminar
  10. Qué maravilla!!!
    Es una pasada.
    Algún día iré a verlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toro, también a ti te pido disculpa por el retraso. Sí que es una maravilla que merece la pena verse. Venga, anímate!!

      Un besote.

      Eliminar

  11. Que bonitas todas fotos, Carmela, y el pueblo entero, me encantó este pequeño viaje desde tus ojos. Gracias, :)
    Me llamó la atención el letrero donde dice "Al- ojamiento", me da que pensar en lo que quiere decir, o no decir.
    Abrazos besos y cariños, muchos

    m.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy vergüenza me dá contestarte tan tarde, Ío, pero discúlpame he estado de hospitales, pruebas y muchos líos y sigo sin ordenador para remate. Si, es un pueblecito precioso, estoy segura que te encantaría. El cartel de la pensión, imagino que una broma o un juego de palabras haciendo referencia a su pasado mozárabe. :)
      Muchos besos y cariños.

      Eliminar
  12. No, cansar no, Carmela, más bien recorrer esas callejuelas de casas blancas de tu mano. Algunas me recuerdan a la Ibiza vieja de cuando niño.

    Puede sentirse hasta el frío de la tarde...

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ernesto, te digo lo mismo que a Ío, disculpa la tardanza. Me encanta que te haya gustado pasear por esas callejuelas tan lindas. Cuanto daría yo ahora mismo, por pasear de nuevo por ellas :)
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. Es un gran placer visitar estos pueblos maravillosos a través del objetivo de tu cámara! Fotos exquisitas!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Leovi, me alegra que te guste.
      Un beso

      Eliminar
  14. Muy lindas fotos, es un mágico lugar, saludos desde El Blog de Boris Estebitan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Boris. Sí que es un lugar mágico y hermoso.
      Gracias por pasarte-

      Un beso

      Eliminar