domingo, 29 de marzo de 2015

Una hoja sobre la cañas


Insistes en amanecer en ninguna cama. Y sin almohada. Los labios apoyados en el silencio y dibujando con tus dedos líneas cerradas en el polvo. Bajando persianas, cerrando aldabas y ahuyentando a manotazos la luz que intenta entrar por las rendijas. Pero dentro, fuera, en medio o quizás en alguna esquina, chocarás de frente con ella. Cuerpo a cuerpo, cara a cara, o quien sabe, beso a beso. Y entonces, y si dejas que su aliento moje tu cara, sacuda tu cuerpo o sus labios apenas te rocen, sacudirás el polvo oxidado que anclan tus pies. Y cruzarás la puerta que lleva a quién sabe dónde y quién sabe como. Y darás con el sol, la luna, las flores y también el viento, la lluvia y las tormentas. Pero en el fondo sabes, porque lo sabes y no puedes engañarte, que a fin de cuentas así es la vida y que merece la pena vivirla, cruzarla, zambullirse de lleno en ella y encararla. Buscar la luz, el olor a avena y el color ardiente sobre la arena. Buscar sus notas, sus acordes, su mejor sinfonía y tocarla. Tocar la vida. Tocarla por todas partes. Por arriba, por abajo, desde fuera y desde dentro. Estrujarla, achucharla, abrazarla y sobre todo y siempre, tenerla de almohada en tu cama. 

16 comentarios:

  1. ...sentirla
    Antes, durante, después... De buscar y encontrar esa luz.

    Dormir abrazado a ella y despertar para vivirla.

    Un abrazo.. De luz✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reposar cada noche sobre ella, soñarla, ensoñarla, desearla y vivirla.

      Abrazo de ola.

      Eliminar
  2. Tus palabras son un reconstituyente vital.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te lo parecen, me alegra, y mucho.
      Besos, Toro.

      Eliminar
  3. Siempre merece la pena vivir la vida con los cinco sentidos, tal y como tú lo haces y lo reflejas en estas entradas preciosas.
    Un beso, Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo yo, Isabel, vivirla a tope y con esos cinco sentidos. Lo demás....ya lo pone la vida.
      Besos muchos.

      Eliminar
  4. Entre la hoja y tus palabras ya me llevo las pilas puestas... ea.

    Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta sentirme Duracel, jajajaja es broma ñora. Ea, pues a cargarse.
      Besos de conejito encantado.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Un lugar, nuestro lugar, donde reposar y soñar, y cada día vivirla.
      Un abrazo, María Jesús.

      Eliminar
  6. Así debería ser siempre la vida.
    Besos, Carmela.

    ResponderEliminar