sábado, 30 de mayo de 2015

Hasta emerger en el asombro


Jorge Riechmann
He vivido en la superficie de las cosas.           

Mas viví también por fortuna
en las palabras. Ellas iban
incorporándome a la lentitud
penetrando las estaciones de mi piel
dilatando la malla amarga de los días
rastreando el frío y el calor en los seres
zambulléndose en el amor hasta salir al tedio
en el tedio hasta dar en la esperanza
en la esperanza hasta emerger en el asombro
sin yo quererlo o porque lo quería.
Las palabras
maravillosamente
incapaces de compromiso.

No soy un juglar de la descomposición. Acaso
amo sobre todas las cosas
el lugar del canto del pinzón
la aérea ebriedad de las mimosas
y el minuto con memoria del beso de los amantes.
Pero hay que ir hasta el fondo
correr el riesgo
de abrasarse en la resistencia de las cosas
—para sacar acaso la cabeza
al otro lado del espejo


15 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Bello y profundo poema, Carmela.

    Leyendo estas cosas, y a Machado, con el que llevo un buen rato tratando de encontrar unas palabras concretas, me pregunto si la "ocasional" poesía que llego a leer, en los blogs... y no entiendo, es cosa mía o de quien la escribe. Sé que la mayor parte del no entender es mía...

    Reconocerlo ya es... ¡Simplifica mucho las cosas!

    La fotografía, natural!

    Un gran abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ernesto, espero que hayas encontrado esas palabras que buscabas.... la poesía además de significar lo que el poeta escribe, es y en gran parte, lo que el lector "lee". Y bueno, a cada uno le gusta o le llega lo que le gusta y le llega, no? :)

      Un gran abrazo.

      Eliminar
  3. A veces amamos tan sólo las cosas por como las vemos, y después si profundizamos un poco bien podemos acabar amándolas mucho más o todo lo contrario. Sin embargo leyendo este poema, me queda la sensación hermosa de que es posible amar muchísimo más de lo que vemos a simple vista. La imagen es una preciosidad.

    Me encantó!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo FG que el amor no tiene medida, es decir, amamos en la medida que lo sentimos. Me alegra que te guste la foto. :)

      Besos.

      Eliminar
  4. Aquí, con tus fotos, emergemos después de habernos sumergido en el asombro más maravilloso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo disfruto con ello y me alienta a mostraros lo que yo veo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Espléndida foto y espléndido poema.

    Belleza por partida doble.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Toro, y amí también me encanta el poema :)
      Besos.

      Eliminar
  6. ¿Y QUÉ ACASO NO SOMOS TODOS ESO? POCOS NOS PODEMOS PERCATAR Y AUN MÁS POCOS PODEMOS DESCRIBIRLO DE TAN MARAVILLOSA MANERA. ESPLÉNDIDO POEMA, GRACIAS POR COMPARTIRLO. SALUDOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Producciones La Vieja Escuela, un poema espléndido, verdad?
      Un beso

      Eliminar
  7. Me encanta el encuadre a ras de tierra, va de maravilla con el poema!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Leovi. Me alegra que te guste.
      Un beso

      Eliminar