domingo, 18 de octubre de 2015

En Lisboa (IV)



12 comentarios:

  1. Y perderse en cien detalles encontrando miles de sensaciones....
    Y tú siempre a ellas acercándonos.

    Un abraz✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visité varios Museos, pero éste en especial, Calouste Gulbekian,guarda auténticas maravillas, que me encantaron.
      Un beso, athenea.

      Eliminar
  2. Ajá. Lisboa é cousa boa.
    ¿Algún fado?
    Tengo ganas de volver.
    Besos, Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajá, Blue, fados muy especiales :)
      Siempre apetece volver, verdad?
      Bicos

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Hola guapeton, jajaja tú por aquí??
      Besos y salud.

      Eliminar
  4. Están bien estas, pero me gustan más las de mar...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La marea llegará, Toro, siempre llega :)
      Un beso.

      Eliminar
  5. Que este viernes yo también voy a tierras lusas, imaginaria mía!! lo mismo hasta nos cruzamos aunque yo voy a Oporto...

    Qué gracia, jeje.

    Lo que es seguro es que mis imágenes no serán tan chulas, malaje,

    Disfruta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues disfruta tú!!! que seguro que lo harás. Yo ya volví :(
      Bueno, seguro que conservarás bellísimas imágenes en tus ojos picaruelos, a que sí? jajaja seguro que si.
      Besos muchos.

      Eliminar
  6. La belleza hay que buscarla mirando hacia arriba o tambièn en los empedrados de las ciudades "viejas", me encanta lo que nos mostras en estas entradas de tu viaje a Lisboa. Esas fachadas con azulejos propio de la arquitectura lusitana. Los tranvìas, acà supieron existir, yo lleguè a subirme a uno. Quiero màs fotos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola uruguaya, me alegra verte por acá. Lisboa, como bien dices, es para ir mirando hacia sus edificios y sus empedrados, es una maravillas detrás de otra, a pesar del abandono de tantos y tantos edificios. es parte de su encanto, y es indiscutible que conservan la majestuosidad y la belleza que tuvieron. Aquí tambien tuvimos hace muchoooo tranvias, los recuerdo de niña, allá por .....bueno hace mucho, jajaja.
      Beso grande.

      Eliminar