jueves, 5 de noviembre de 2015

Entrar al mundo cada día.





Y porque no es posible otra cosa
y porque no hay regreso,
y es así
y está bien:
paisajes en blanco siempre delante.
Y aunque no se pueda elegir dónde ni cuando,
entrar al mundo cada día
con la única decisión de crear el lugar donde ser
y al que llegues.

Y entre vueltas y vueltas de aire
buscar cada día nuevos lenguajes
que sin palabras nos hablen
y reunir sólo aquellos  detalles
que podamos llevar en la memoria
y seguir siempre el ritmo de nuestro instinto
y convertir, la suma de casualidades que nos conforman,
en el resplandor de lo que somos.

Y ser el lugar al que llegues.
Y ser el lugar en el que seamos un solo cuerpo envolviéndonos.

22 comentarios:

  1. Lo malo es que nos damos cuenta de que fueron casualidades cuando ya han pasado :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos que estar atentos!! :)
      Besos y salud, Genín.

      Eliminar
  2. Detalles, sí, eso es lo que al final llena.
    ¿Qué es ese sitio tan curioso?
    Besos, Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A fin de cuentas, lo importante cabe en la memoria, lo demás sobra.
      Como dice María Jesús, es el reflejo en la pantalla de luz de una habitación :)
      Besos, Blue.

      Eliminar
    2. Jajaja, ahora lo veo claramente, pero antes lo vi en negativo y me pareció una especie de sala rara o museo, por eso te pregunté.
      En fin, esas cosas del cerebro. Igual me lo tengo que analizar.

      Eliminar
  3. Creo que ese sitio tan curioso es el otro lado de la habitación, con su puerta, vista a traves de la pantalla de la luz. El efecto es increíble.

    ResponderEliminar
  4. Las casualidades mucha veces nos llevan a lugares muy interesantes. Excelente imagen !! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo creo, Abril.
      Te mando un abrazo enorme, y cuídate !!

      Eliminar
  5. Hola Carmela!!

    Y entramos en él, y nos habituamos también a todo lo que nos pone alrededor, en el camino o entre los pies, pero es que el mundo nos espera a diario y no tenemos excusa posible para no estar ahí.

    Me encanta la imagen.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, FG!!, así es, a diario y de frente, y a sumergirnos con toda nuestra fuerza.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  6. Una gozada de imagen... misteriosa y resplandeciente. Curiosa.

    Y sí, entrar cada día al mundo. No queda otro remedio así que habrá que poner empeño y un poco de gusto.

    Besos y blanco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empeño y ganas, y de paso esos amores que tu ya sabes :) que hay tiempo para todo, no?
      Besos, muchos, Marga.

      Eliminar
  7. Hola Carmela.

    No sólo imagen, sino también profundidad en las palabras. Expresión toda, al fin y al cabo.

    ...sin palabras… en la memoria… nuestro instinto… envolviéndonos.

    ¡Guía!

    Un gran abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ernesto, que alegría verte de nuevo por aquí. Y perdona el retraso en contestar, pero paso por un tiempo, sin tiempo, que espero ir recuperando y tambien volver a pasar por los blog amigos como el tuyo.
      Gracias por tus palabras, siempre amigas.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  8. Y ser el lugar al que llegues...
    Qué evocador todo. Y acertado.
    La casualidad, sí, y tanto.
    Me va que ni pintado.

    Me encantas!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! que alegría verte por aquí, de verdad. Y qué mejor que ser el lugar de alguien, y que a la vez ese sea nuestro propio lugar. La casualidad, las casualidades, son, ocurren y nos rodean y de ellas surgimos y somos, no?. Y la casualidad me llevó en un momento a tu casa, te acuerdas? y fíjate lo que me cambió, ni tú misma lo sabes, pero fue, ocurrió y bueno, la aprovechamos y nos cambian, nos hacen o la hacemos nuestra, al fin es lo que cuenta, hacerlas nuestra.
      Un beso grande!!

      Eliminar
  9. me encanta la pureza de sentimientos
    que te envuelven cuando escribes tu verso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me gusta verte por aquí :)

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Entrar y salir del mundo, hacer de el un lugar para estar, para poder irse también. La foto me atrapó cuando la ví, Lhasa también. Un beso

    ResponderEliminar