martes, 3 de noviembre de 2015

Somos barcos del mar de la vida.



Somos barcos del mar de la vida
que surcamos los océanos
registrando cada uno
nuestro propio cuaderno 
de bitácora.
Y los hay que siempre acaban
-aunque se propongan lo contrario-
en brazos de las galernas
y como aquellos marineros
que escuchando a las sirenas
quedaban a la deriva,
siempre quedan atrapados 
mar adentro, entre vientos 
y a sotavento.
Y cuando por fin los vientos
apaciguan su furia,
abandonan la deriva
ajustando velocidad y rumbo
y enfilan a barlovento
en busca de las aguas calmas.
Aquellas, que ellos mismos
por si solos y a sabiendas,
abandonaron en su momento,
y sabiendo como buen capitán
que es probable
y a veces inevitable,
que no las vuelvan a alcanzar
y solo encuentren en su regreso
aguas someras
secas de peces y sal.

10 comentarios:

  1. Buen día. Las fotos y los poemas bellos como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Teresa, y buen día para ti.
      Besos.

      Eliminar
  2. Pobre barquilla mía, entre peñascos rota, sin velas, desvelada y entre las olas sola. (dijo el poeta).

    ResponderEliminar
  3. Sí, a veces buscamos las galernas y quedamos a la deriva.
    Besos, Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil cambiar la naturaleza de las personas.
      Besos, Blue.

      Eliminar
  4. Hola Carmela!!!

    Somos barcos que navegamos la vida, a veces las olas nos mecen y abrazan, pero en algunas ocasiones nos llevan de un lado a otro que da gusto, sin embargo es así y no podemos hacer más que dejarnos llevar. Precioso poema y una imagen que a mí me ha gustado muchísimo.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola FG!! me alegra verte. Somos barcas, si y a veces son las olas las que nos llevan y traen. como dices...otras somos nosotros quien enfilamos a pesar de todo el rumbo.
      Me alegra que te haya gustado.
      Besos grandes.

      Eliminar