lunes, 4 de enero de 2016

Burbujas

saber, porque el no saber, nos mata, nos consume y  nos hace nada
saber para que las cosas tengan su sentido y para explicarnos tantas interrogantes, pero cuando la circunferencia de la vida se va cerrando sobre si misma es difícil llevar el peso de ciertas cosas, la existencia  de tantos espacios muertos y la de tantos  tiempos robados y aparecen momentos en los que tiene mas peso el dolor que el amor que sentimos,  momentos en los que querríamos borrar de un zarpazo recuerdos que arañan,  momentos en los que visualizamos la marca del sufrimiento que nunca quisimos reconocer, por no reconocer o para que nadie sufriera por ello  y comprendemos que todo eso solo ha quedado en ti y comprendemos que la vida queramos o no repite hechos claves y vuelves a sentir a la niña perdida bajo el edredón y la ves y la comprendes mejor que nunca y en estas horas oscuras admites que hay personas que no son consciente de todo el amor que reciben pero sabes a ciencia cierta que al corazón hay que serle fiel  y que por la mañana saldrá el sol y a la noche le seguirá otra mañana.



10 comentarios:

  1. Yo voy aprendiendo.
    El olvido es cada vez más intenso.
    Es como si cada día volviera a nacer.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un chico con suerte, Toro, y me alegro por ti.
      Mi problema no es olvidar o no, no quiero olvidar, me costó demasiado saber, incluso dejé de ser yo por un tiempo, por un maldito tiempo, mi problema reside en saber y ser fiel a mi corazón y a eso no he aprendido, no puedo dejar de ser fiel a mi corazón. Pero sabes, cada día intento nacer a la vida y la gran mayoría lo consigo.

      Besos, Toro.

      Eliminar
  2. Acorde con las pasadas fiestas... ¡burbujas!

    Y sin embargo las palabras, vivas y con gran sentido de la realidad, preludio de un tiempo que parece comenzar, una vez más, como el año que iniciamos. Y así como éste llevará un ritmo que no siempre reconoceremos como nuestro, tus palabras son hoy transformadoras. Pues como bien señalas, el no saber nos hace nada.

    Un gran abrazo Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada día comenzamos la vida, no? Ernesto, sé que tú sabes bien eso y lo practicas
      y sí hay días que el ritmo nos supera, pero otros ganamos nosotros y eso es lo que cuenta. Creo que siempre hay que saber, pero saber la verdad y esa no nos la debe contar nadie, nadie la tiene, es y existe y es la que nosotros sentimos como verdad.
      Un gran abrazo, Ernesto.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Siempre ahí, siempre Genín.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Como la tierra, como el agua, como el aire: el amor debería ser un bien sustentable. No está bien dilapidarlo, malgastarlo, contaminarlo, usarlo indiscriminadamente. Así, el amor se debilita, se adelgaza, se enturbia, se apaga, se extingue.
    Como la tierra, como el agua, como el aire: cuidar el amor. Bien usado, es un bien infinito.

    Cuidar a la niña que vive dentro de ti, cuidar a la mujer que guarda a esa niña, tarea para hoy y para siempre.

    Por un 2016 en que sepamos cuidar lo que vale la pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra verte Betina, y me alegran tus palabras. Quien nos unió, que es más listo que ná, vio mejor que nosotras, creo, un hilo que a pesar de no coser con él demasiado, es y está.
      El amor es un bien infinito y es la fuerza que mueve al mundo y como sabiamente dices, no hay que dilapidarlo, malgastarlo, contaminarlo o usarlo indiscriminadamente.
      Te deseo lo mejor en este 2016.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Esa niña a veces asustada y otras sonriente a carcajadas es la esencia que nos mueve y levanta cada mañana.es y está y siempre debemos escucharla y arroparla. Es nuestra Isla de luz en la oscuridad de todo lo demás.

    Feliz noche y mejor mañana para esa niña y toda su magia... Es mucha

    Mi abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escucharla y arroparla, porque como bien dices, Athenea, es nuestra esencia que nunca debe desaparecer, y oírla es el mejor tesoro que podemos descubrir. Y si lo hacemos, si la escuchamos con el corazón abierto nos ayudará a ser la niña de hoy, porque la verdadera esencia es no dejar de serlo., ahí reside la magia.
      Un abrazo de luz a luz.

      Eliminar