lunes, 11 de abril de 2016

Caricias del alma





Tan solo un gesto una mirada
un algo que de verdad abrace acompañe
más allá de la presencia y los abrazos
Esos pequeños gestos tontos livianos frágiles
íntimas liturgias que rodean cálidamente
cuando las cosas inevitable de la vida suceden
Tan grande puede ser el mundo
Tan frío y tan lejano
Sentir, más que nada, caricias del alma

34 comentarios:

  1. Que nadie mutile esos gestos que nos alzan proyectándonos más allá de nosotros mismos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien los ha sentido, alguna vez, saben lo que son y lo que valen. Es todo, y es tan cierto lo que dices, Ilduara, tanto.

      Eliminar
  2. Sentir eso, sí, Carmela. Las caricias que se nos quedan prendidas para siempre y nos salvan de todos los abismos.
    Me ha encantado el poema. Es precioso, precioso. Una caricia llena de delicadeza y sabiduría.
    Un beso y gracias por esta hermosura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Isabel, por estar y por tus palabras. Caricias que son la misma vida. Lo son todo. Todo.
      Besos para ti.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Y esas caricias lo templa.
      Besos, Amapola.

      Eliminar
  4. y que necesarios se vuelven esos pequeños gestos de ternura, sobretodo en los momentos duros de la vida.
    Hermosas las palabras y las imágenes.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los momentos duros de la vida, Rayen, esos gestos, nos ayudan a mantenernos y reconfortan como no lo hace otra cosa.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Hace mucho tiempo que no las siento... una pena...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero por tus palabras, deduzco que las has sentido alguna vez, y sabes entonces lo que valen. Ojalá vuelvas a sentir esas caricias, Toro.
      Besos.

      Eliminar
  6. ¡ Que bellezas de fotografías y el poema precioso ! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, Teresa. Gracias.
      Besos.

      Eliminar
  7. Preciosas la fotos y sentido tu poema, me alegro de haber descubierto este rincón de almas. Saludos afectuosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Estelas de vida, me alegra que te guste y espero que te encuentres a gusto por aquí.
      Saludos!!

      Eliminar
  8. La importancia de las pequeñas cosas que nos remecen el alma. La importancia de esa mirada limpia y cálida que nos abraza sin tocarnos. La importancia de una sola palabra que al ser pronunciada todo cambia. Si poeta. Si.
    Muy bello lo que has escrito y las fotografías maravillosas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Taty!! me alegra mucho verte de nuevo, ya vi que volviste a publicar de nuevo. Esos gestos son pequeños milagros para el alma, si.
      Besos, muchos.

      Eliminar
  9. Yo gracias a Diox he sentido esas caricias cuando más lo he necesitado... y menos mal. Me dieron toda la vida. Nunca las podré agradecer lo suficiente, me temo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro si así ha sido, entonces ya sabes de que hablo... Si esos gestos fueron dados de corazón y es la única manera de hacerlo, no esperarán el agradecimiento. Lo que hay es que estar atento por si tenemos que darlos nosotros.
      Un beso, Holden y otro para Quentin :)

      Eliminar
  10. Las caricias del alma son como tus fotos, las mas lindas del mundo...:)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú eres uno de esos gestos que acarician el alma, Genín. Acabo de sentir tu caricia :)
      Besitos y salud.

      Eliminar
  11. Como plumas suaves y cálidas. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susurros al alma que abrigan.
      Un beso, Fio.

      Eliminar
  12. No solo de mar vive el hombre, sobre todo los que somos de secano. Preciosas también estas fotos. Y el texto en consonancia.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mar, tierra, aire, fuego....la naturaleza es fuente de vida, en cualquiera de sus formas, en la que más nos llegue...
      Un abrazo, Macondo.

      Eliminar
  13. LLegar a tu casa, a tu mar, sentir esas tus palabras [ como la de otros amigos] son precisamente eso , caricias para el alma, espigas de granos que germinan en ella , que crecen y en esa creencia se cree en el ser humano

    un beso y un abrazo inmenso


    pd/ hermosa canción tb

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A fin de cuentas es lo que nos sustenta María, lo que nos permite seguir creyendo y lo que hace posible muchas veces, seguir en pie. Hay momentos en la vida que es lo único que nos mantiene a flote.
      Me alegra verte María, y mucho.
      Un abrazo cálido.

      Eliminar
  14. Bueno, hay profundidad en estas palabras, y sentimiento… Naturalidad y certeza. Y al final belleza. O al principio, que viene a ser lo mismo.

    Las imágenes acordes con todo ello.

    Un fuerte abrazo, Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ernesto, me alegra verte de vuelta :) te eché de menos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Ya veo que no todo es mar en tu blog, aunque la arena herida y llena de cicatrices y de marcas no deja de estar presente. Un beso querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Johnny, últimamente hay poco mar...
      Un beso grande.

      Eliminar
  16. Son las mejores caricias y a las que no les hace falta el tacto para sentirlas y hacer que revoloteé nuestro interior haciéndolo sentir mejor.
    Muchas de ellas te deseo. Y de las otras, que tampoco vienen mal.
    Más besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Discúlpame, Marinel, no me di cuenta de tu visita. Sí que son las mejores, verdad. Yo lo creo así.
      Y las otras, las otras también son muy agradable :)
      Muchos besos.

      Eliminar