lunes, 9 de mayo de 2016

Dónde la fuerza.


Cómo hacer?
cómo?
la sangre roja
ruge por las venas,
los ojos secos,
la vida apenas sostiene una sonrisa
un ansia
un querer,
y no hay otra,
no hay otra manera de encarar
de ser
de estar,
y  mi cuerpo cobarde
solo quiere llorar,
desaparecer.
Dónde la fuerza
para ser,
estar.
Dónde?

19 comentarios:

  1. Debemos luchar hasta con la desgana de uno mismo, pero a veces es una tarea ardua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Ilduara, aunque haya momentos en que parece que no queda fuerza, pero si, hay que luchar.
      Gracias.

      Eliminar
  2. Ahí dentro de ti ( de todos) aunque ya sabes a veces ni la "vemos"

    Te dejo un trocito de texto que justo estaba leyendo de Las palmeras salvajes de William Faulkner, , sin que pueda tener que ver nada , aparentemente con tu texto , creo que puedes entender porque te lo pego

    No es que pueda vivir, es que quiero. Es que yo quiero. La vieja carne al fin, por vieja que sea. Porque si la memoria existiera fuera de la carne no sería memoria porque no sabría de qué se acuerda y así cuando ella dejó de ser, la mitad de la memoria dejó de ser y si yo dejara de ser todo el recuerdo dejará de ser. Sí, pensó. Entre la pena y la nada, elijo la pena.

    Un abrazo grandote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un texto que me supo a gloria, MaRía, Y como te dije por correo, Entre la pena y la nada, elijo la pena.
      Gracias por enlazármelo, y por estar y ser como eres. Como te conté, en el blog soy visceral y me sirve de desahogo de lo que siento y si es pena, es pena, y si es alegría es alegría.
      Otro abrazo grande.

      Eliminar
  3. En tu interior. Aunque no lo creas ahora, tu propia fuerza surgirá del fondo de ti y te amarrará a la vida. Tú amas la vida, Carmela. Siembras belleza y tu sensibilidad lo mismo te hace estar en lo más alto como en un pozo. Pero yo sé que eres fuerte y superarás todas las trabas que ahora te tienen baja de ánimo. Son momentos, Carmela. La vida te compensará después, que no te quepa duda.
    Un grandísimo abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel, lo sé, se que está dentro aunque haya momentos en que esa fuerza desaparezca y no se vea salida al dolor, porque no es algo que de momento pueda asimilar. Lo que a mí me ocurre, puedo normalmente con ello, pero la enfermedad y el dolor de alguien a quien se quiere tanto, es difícil de asimilar y hay momentos en los que me hundo y lo plasmé tal cual.
      Gracias por tus palabras y un abrazo.

      Eliminar
  4. Un abrazo muy fuerte y para delante.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Realmente está dentro de una, Amapola, pero hace mucho también la gente que te rodea de verdad en esos momentos.
      Muchos besos.

      Eliminar
  6. Lo siento mucho Carmela.
    Un abrazo gigante para ti.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Toro.
      Un abrazo para ti y tú niño.

      Eliminar
  7. Vamos amiga, alguien como tu que es capaz de sacar esas fotos impresionantes, sale de todo con bien, solo es cuestión de tiempo, de aguantar a pie firma, adelante que el tiempo estará de tu parte... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Genín, aunque en esta ocasión el tiempo no está de mi parte.
      Besos y salud.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Blue acabo de escribirte. Sólo que está bastante peor.
      Bicos.

      Eliminar
  9. Hola Carmela!!!

    Ahí está la fuerza, en ti, bien adentro y arraigada, pero a veces cuesta encontrarla y agarrarla lo suficiente para sacarla con todas las garras. Por cierto, unas fotos impresionantes.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, FG, por tus palabras y por estar.
      Un abrazo grande.

      Eliminar