martes, 24 de mayo de 2016

Navegar.




A veces es tan difícil

y tan obstinada la noche,
tan raudas y tan cercanas
las palabras inhabitables
que se agolpan en tristes versos,
que tengo que recordar
que no es hora de derrumbe
ni tampoco del propio naufragio
porque en el inmenso mar
navega tu verde velero
sorteando sus propias rocas,
y lo que ahora toca
es subir al mástil más alto
para buscar contigo en la noche
la luz blanca del faro
que ilumina
el inmenso horizonte.

22 comentarios:

  1. El mar nunca permitirá tu naufragio, formas parte de su naturaleza.

    Precioso.

    ResponderEliminar
  2. Preciosas son tus palabras, Ilduara, y hoy me llegan como suave ola. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Te entiendo bien.
    No derrumbarse.
    Para eso ya habrá tiempo... que duro es eso...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que es realmente duroToro, al menos para mí es saber anteponer lo que de verdad importa, aunque a veces sea tan difícil. Y sí....habrá tiempo, su propio tiempo.
      Un beso agradecido, Toro

      Eliminar
  4. Contigo o sin ti, Carmela. A veces nos perdemos de tanto querer y tenemos mucho más poder del que creemos. Siempre nos podemos levantar, solo necesitamos confiar en nosotros mismos. Yo estoy en eso...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celia, totalmente de acuerdo en que cada velero surca su propio océano, cada uno el suyo, pero hay tiempos para estar y tiempos para acompañar. Soy fuerte, aunque esté feo que lo diga yo misma, y confío en mí propia fuerza, pero a veces cuesta la misma vida. Te deseo lo mejor para tu momento.
      Muchos besos y abrazo fuerte.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Sigo Teresa, sigo y seguiré, pero me sirve soltar lastre y dejar salir el agua para no sucumbir al naufragio.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  6. A veces el mar aparentemente esta calmo a los ojos de quien lo mira
    aunque no siempre se percibe esas corrientes submarinas que se empecinan en no dejarnos llegar a buen puerto, cuesta Carmela, cuesta subir al mastil para ver la luz pero sabes que es la única manera y ese esfuerzo siempre nos trae una recompensa

    divagué , vale¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ si me entiendes o comprendes o lo captas , pillas, and etc me conformo :-=)

    un abrazo grande y sin reflujo ¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que me encantan tus divagaciones, María, y tú también sabes que estaré en lo alto del mástil, pero hay reflujos muy muy fuertes y a veces hay que dejarse ir, soltar lastre, para coger fuerzas. Igual me estrello, pero de momento estoy en la proa.
      Un abrazo de faro.

      Eliminar
  7. Siempre sale el sol aunque la noche se obstine en permanecer, lo sabès...ànimo. Un abrazo, beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé uruguaya y tú me conoces muy bien, y también sabes que aquí me expreso, aquí soy, toque lo que toque . toque noche o toque día.
      Me alegra mucho verte por estos mares y también lo sabes.
      Besos miles de mar a mar.

      Eliminar
  8. Muy bonito... seguro que aciertas a encontrar la luz del faro que os guíe, porque de naufragar tu: nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Holden, me alegra que te guste. Muy seguro estás y espero que aciertes.
      Un besazo ( y espero añadirte algún libro a tu lista ☺ )

      Eliminar
  9. Precioso, todos tenemos un verde velero, pero a veces nos olvidamos de zarpar cuando sopla el viento. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xan, me alegra verte por aquí de nuevo. Y es cierto, hay que estar atentos al viento... a veces solo dura un breve lapso de tiemo.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  10. Sí. Saber que existe un horizonte ya tranquiliza. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amapola, Amapola, ese horizonte existe.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Las mismas corrientes que a veces parece que arrastran nos dan imoulsoparalevantar vuelo.
    Eres luz que brilla entre palabras y también lo hace en los silencios.

    Soplo contigo

    Mi abrazo de luz a luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ese soplo lo siento en el alma
      Un abrazo de viento

      Eliminar
  12. Hola Carmela.
    Publicado el 24 y no lo he visto, paso dede un comentario, de otro modo me lo hubiera perdido.
    Lo mío actualiza muy tarde o nada.
    Preciosas las fotos y profundas letras, nunca olvides que no es hora ni hay tiempo para derumbarse, siempre diligente y adelante.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las actualizaciones están de guasa últimamente, AMBAR.
      Y si nos derrumbamos saber que hay que levantarse.
      Beso grande.

      Eliminar