sábado, 11 de junio de 2016

El sonido de tu voz.

Hay sonidos maravillosos, increíbles, mágicos y electrizantes. ¿Quién no conoce alguno?. Quién no ama, por ejemplo, el canto fuerte del ruiseñor común con ese impresionante registro de silbidos y gorgojeos, que destaca en la noche bien entrada cuando la mayoría de las aves callan. O la innegable belleza del canto del Uirapurú, que apenas dura dos semanas al año, mientras prepara su nido perdido en el lejano amazonas. O el fino canto del Clarín, con esa belleza de penetrantes silbidos repletos de variados y hermosos tonos. Y tantos otros maravillosos sonidos que han servido de inspiración a grandes compositores como Vivaldi, Haendel, Schubert o Stravinsky. Quién no ha escuchado, por ejemplo y por nombrar solo algunos, al cuco en la Sexta sinfonía de Beethoven o a la alondra en el Cuarteto de cuerda de Haendel... Sonidos hermosos, frescos, penetrantes, suaves y melodiosos que nos recrean y embelesan los oídos, pero tengo que confesar-te que hasta el día de hoy no he encontrado ninguno que me produzca la misma sensación, maravillosa e indescriptible, que me recorre el cuerpo entero erizándome la piel, cuando escucho el sonido melodioso de tu voz o el gorgojeo alegre de tu risa.

14 comentarios:

  1. Es que esa voz la escuchas con el corazón.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Cuando él habla o ríe, tocamos la gloria, nada es comparable.

    ResponderEliminar
  3. Buen día y que sigas escuchando palabras y risas que te sigan colmando de felicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Teresa.
      Buena semana (que fíjate la hora a la que te contesto)
      Besos.

      Eliminar
  4. EL canto del pàjaro es especial, ùnico, como el sonido del mar, el del silencio tambièn. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo en los tres sonidos.
      Besos

      Eliminar
  5. Primeramente me atrajo el título de tu entrada porque tiene el mismo título de una canción que me encanta; pero ya estando acá (como todas las cosas en tu blog) me dí cuenta que la entrada tiene su belleza propia. Aún sin emitír sonidos (o quizá si, todo depende si ponemos a reproducir esas melodias que nos dejas acá) tu blog es entrañable. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Johnny, la verdad es que no sé que decirte :))
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hay sonidos que nos abrazan
    desde la calma de un momento
    en el que se vuelven soporte
    de nuestros sueños ...
    Bueno y malos
    Ciertos. Inciertos
    Y se hacen verso...

    Me encanta , gracias por hacer llegar tu voz

    Mi abrazo ,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte y por compartir tambien tus siempre hermosas palabras, Athenea.
      Un abrazo de sonido

      Eliminar