domingo, 31 de julio de 2016

Y me reconozco


Para algunas verdades
nunca existe
el momento perfecto
pero las huellas quedan
y me reconozco
en las cosas que amo
mis temblores
los íntimo desvelos
la llama oculta
y sí
se de la tristeza
pero también
de la belleza de la vida
y fluye el tiempo
tratando de respirar
abriendo los ojos
fuerte y sosegado
mientras el viento exhala
la vida en silencio
y la ola se arriesga
compartiendo
a la intemperie
su música
mientras prosigo mi camino
buscando ese mar interior
esas aguas profundas
aguas quietas
aguas mansas
y un soplo rojo
que me acaricie

18 comentarios:

  1. Pues que el "soplo rojo"te acaricie... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada anochecer, cada amanecer, que llegue, espero sentir su caricia Genín y tela deseo a ti. :))
      Besos y salud.

      Eliminar
  2. Soplos de todos los colores se están peleando por acariciarte...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un encanto Toro, pero solo espero ya ciertos colores a los que no pienso renunciar.
      Un abrazo y besos!

      Eliminar
    2. Pero ese, solo espero ya, no es algo derrotista ni mucho menos, con el tiempo sobre mis hombros sé lo que me digo :))
      Más besos.

      Eliminar
  3. Que placer volver a ver tus fotos delicadas.
    Un abrazo de aguas mansas con la caricia de un soplo rojo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que alegría volverte a ver a ti por aquí, María.
      Gracias por tu abrazo y ese soplo que acaricia.!!

      Eliminar
  4. ¡ Seguro que lo encontraras ! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos seguimos caminando Teresa, nunca se acaba el camino, solo nosotras y con ese seguir mi camino me refiero a eso, a que en ese continuo avanzar alcanzar mi mar interior y sentir la caricia de cada amanecer y cada puesta de sol, :)
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Que sabe a gloria :)
      Besos, teresa.

      Eliminar
  5. Qué difícil se hace vivir a veces. Precioso poema, Carmela.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida no es fácil Celia, pero es tremendamente hermosa, aunque muchas veces no la valoremos. Los momentos dulces, las satisfacciones, las personas que queremos, las que nos quieren, las ganas, las ideas, los anhelos, los sueños, las pasiones, ...y tantas y tantas cosas que a veces ignoramos u olvidamos. Nada es fácil, ni siquiera el no vivir. Menudo rollo te he contado, pero no quiero que quede una sensación de desánimo con las palabras de hoy, más bien es un canto a la vida y al seguir buscando lo mejor de ella, aunque creo que no lo he conseguido :-)
      Un besazo

      Eliminar
  6. Sabes de la belleza de la vida y eso te llevará a la felicidad porque antes supiste de la tristeza.

    Precioso poema.

    Siempre me dejas meditando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo Ilduara, que la felicidad no es algo a lo que se llega, no sabría como decirte, pero creo que vida, felicidad, tristeza...todo va junto, de la mano. Estamos tristes, estamos felices...son momentos por los que pasamos pero lo importante es no conformarnos y no estancarnos, sacar el máximo posible de cada momento y seguir buscando la belleza de la vida y de cada día, buscarnos continuamente y comprendernos, entendernos y de esa manera vivir a tope, con lo que somos, con los que queremos, con lo que hayamos cada día. Creo que no hay nada tan difícil como conocernos realmente...pero eso es otra historia :-)

      Me alegra que te guste el poema. Un beso.

      Eliminar
  7. Que poema... Describe lo dura que a veces es la vida y que bonita a la vez.
    Felicidades por tu bloc, ha sido un regalo poder visitarlo.
    elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julia, me pasaré por el tuyo.
      Saludos.

      Eliminar