martes, 18 de octubre de 2016

Ausencia de palabras

Una marea de aullidos
un hueco sin fondo
y una ausencia de palabras
que ahoga la garganta
entre la noche y la noche.

32 comentarios:

  1. A veces el aullido duele tanto que es sordo, las palabras enmudecen para ser elocuentes y debemos esperar para que el tiempo adiestre nuestro desgarro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dices de una manera hermosa, Ilduara. Sé que lo dices es cierto, en lo más hondo de mí lo sé, pero el desgarro es grande, muy grande y el horizonte se ve muy lejano.
      Gracias.

      Eliminar
  2. A veces es necesaria esa ausencia.
    Besos.,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero cuando no es deseada...
      Besos, Amapola

      Eliminar
  3. El grito más hondo
    Es el del silencio
    Que desgarra y sangra


    Un abrazo fuerte, Carmela.
    De silencio a silencio


    ResponderEliminar
  4. Llevo unos cuantos días sin poder visitar vuestros bellos rinconcitos, el irdenador va quedando en segundo lugar.
    Gracias por estas bellas imágenes, (todas)y profundas letras.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ambar por pasarte y por tus palabras. Yo también ando ausente de pasar por los rincones que quiero de momento y te agradezco que a pesar de ello te pases por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Es el silencio que grita al no escuchar palabras sintiendo caer en ese pozo sin fondo.


    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosas tus palabras Sneyder.
      Un abrazo cálido.

      Eliminar
  6. Es bonito ver las interpretaciones de cada quién... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Ahogo de garganta.
    Ahogo de corazón.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. A veces sobran las palabras, el sentimiento esta ahí. Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  9. Ve creando tú las palabras, mantén la comunicación. Es dulce. Y libera. Y llena los espacios aparentemente vacíos... Sabe que todo está en ti.

    Un gran abrazo, Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé....solo que...
      Estoy en ello Ernesto.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  10. Es una piedra preciosa, me encantaría pasarle la lengua por esos agujeritos. Es algo que hago a veces con las piedras que recojo del mar, cuando nadie me mira.

    ResponderEliminar
  11. A veces, la vehemencia de una imagen supera todas las palabras...Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces tenemos que buscar otros lenguajes.
      Me alegra verte, Maru.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar