sábado, 26 de noviembre de 2016

El ritmo del agua.

Te lleva tiempo pero al fin consigues que el ritmo del agua se descuelgue lenta y suavemente bajo la piel y aprendes a construirte un nido entre tu propia luz y tu sombra y comprendes que no tienes que disculparte con la vida que hay demasiadas carencias que no ocupan ningún lugar demasiadas palabras vacías que no llenan ningún mar demasiados fuegos que solo exhalan un aparatoso humo frío y que lo que sientes es lo único que te puede llenar desde dentro que es como de verdad crece el mar y ahí extiendes la mano y rozas extiendes la vista y rozas y al rozar te sumerges y al sumergirte te vuelves ese agua que se descuelga lenta y suavemente.

39 comentarios:

  1. Todo lleva su tiempo, Carmela, y ritmo. Todo su flujo y reflujo. Pero a diferencia del mar llega un momento en el que todo cesa... Y el Océano "descubre" su calma que siempre fue/es!

    Un gran abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Ernesto, aunque a veces cueste llegar a ese momento. Pero es y fue.
      Un abrazo grande!

      Eliminar
  2. "hay demasiadas carencias que no ocupan ningún lugar demasiadas palabras vacías que no llenan ningún mar"

    Hay demasiadas almas que no aprencian el color, olor ni la sal.

    Me he quedado prendada, en brazos de las olas , sin importar las horas.

    Mi abrazo de luz, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Déjate estar, que es un buen lugar. Qué mejor lugar que en los brazos de las olas :)

      Un abrazo Athenea, desde mi orilla a la tuya.

      Eliminar
    2. De nuevo gracias Athenea, eres maravillosa. Tu poema es precioso.
      Besos de agua!!

      Eliminar
  3. Somos agua Carmela
    Agua y sal
    Mientras no se estanque nos sabemos vivos
    A veces como El... somos tempestad que arrasa, otras ola que besa o espuma que nos cubre, invade y ahí entre espumas morimos renaciendo o renacemos muriendo
    Labramos cavernas en aguas propias y ajenas...a veces refugio otras... abismo
    Somos agua discurriendo por el caudal de nuestra vida..

    Mis besos y abrazos de orilla a orilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco o nada que añadir que enturbien tus palabras.
      Solo mandarte un gran abrazo de orilla a orilla.

      Eliminar
    2. Vengo a desearte feliz domingo

      Y a decirte q leerte hoy en casa de Athenea...me hizo feliz tb a mí

      Besitos y abrazos

      Y... gracias!!!

      Eliminar
    3. Gracias María!!! me metí en la cocina y entrar allí los finde es eternooooo.

      Gracias de corazón y por tus palabras allí también.

      Besosssssssss

      Eliminar
  4. El tiempo, que valor tiene teniendo salud... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. Me encanta como escribes Carmela. Besos y buena tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho saberlo, Teresa. Buena tarde para ti también, y muchos besos.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Y yo te echaba de menos, que lo sepas.
      Besos, Toro.

      Eliminar
  7. El roce con el agua nos hace sentir perennes, aflora los afectos y humaniza la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rozar el mar y sumergirnos, sentir esa sensación de ser también agua, de se uno en ella y la infinitud de su extensión que llega hasta donde se pierde la vista.
      Un beso, Ilduara.

      Eliminar
  8. Precioso y certero tu texto.Del agua venimos y, como ella, aprendemos a pulir la roca que nos impide el paso,a expulsar a la playa todo lo que no nos sirve y a quedarnos con lo que de verdad merece la pena,nuestro profundo mundo de sentimientos,nuestro bagaje humano.

    Que tengas un bello domingo Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, Joaquín. Es hermoso como lo describes tú. Pulirnos y ser agua, agua que fluya, limpia y cristalina.
      Que tú tambien tengas un buen domingo Joaquín.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Buenas imagenes. Las que se ven y las que se sienten.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me alegra verte por aquí :)
      Un beso!

      Eliminar
  10. Haces una buena conjunción de textos concisos e imágenes inmensas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. La vida es así, tiene ritmo y cadencia.
    Besos, Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Blue!, Así es, su propia música.
      Besos y bicos!!

      Eliminar
  12. En ello me hallo. Disculpa que no me pase más últimamente.
    Me encanta tu texto y como siempre tus fotos.
    Besos, bella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celia!!, corazón ya sabes lo que pienso, tú y tu tiempo, tú y tu ritmo, es lo único que importa.
      Muchos besos y buen ritmo.

      Eliminar
  13. Me gusta ese nido que creas entre la luz y la sombra y lo haré mío para protegerme de aquello que nolleva a nada,que sólo es humo que intoxica y vacio que mata,.
    Me gusta el nido,porque son hogares donde descansar,donde acurrucarse,donde sentirte protegida de los fantasmas de la vida.
    Muy lindo el escrito!!
    Besucos anidados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos debemos tener ese nido, Gó, y sentirnos seguros y acunados en él. Y debemos hacérnoslo nosotros mismos, es la única manera de que no desaparezca con el oleaje de la vida. Me alegra que te guste.
      Besucos jajaja anidados y acunados.

      Eliminar
  14. Somos tanto por dentro Carmela, tambien como dice tu escrito mucho de mar hay en nosotros. Esos oleajes que nos llevan a la costa, esa profundidad que pocos conocen, esa tempesatad que tambien nos arrastras y nos hace espuma o arrecife... Un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espuma o arrecife, dices bien, y totalmente de acuerdo en que somos como el mar inmensa profundidad casi siempre desconocida, muchas veces insondable, al menos hasta que nosotros mismos somos capaces de bucearnos y llegar hasta lo más profundo.
      Abrazo de mar, Demian.

      Eliminar
  15. Vengo del blog de Athenea...y veo a amigos comunes comentando ahí arriba.
    Encantada de conocer tu espacio.

    Un saludo,me llamo Carmen.
    Tus fotos del mar son magníficas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen!! bienvenida, claro que hemos coincidido en algunas casas de amigos comunes, muy buena gente la verdad :))
      Me alegra verte por aquí, Carmen, espero que sigamos viéndonos.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Me encanta ese nido que has construido, Carmela.
    Y qué imágenes, son deliciosas, detalles, color, ¡todo!

    Un beso, con mucho cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste, Rosa. Todas debemos tener nuestro nido :)

      Un beso enorme.

      Eliminar
  17. El hogar reside en nosotros mismos… Es desde esa mirada, la de dentro, la que siente y palpita… la que nos aporta la verdadera esencia, de la vida…

    Precioso e inspirador post, querida amiga…

    Bsoss enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ginebra, me alegra mucho verte. Gracias por tus palabras en casa de Athenea.
      Y sí, es cierto, el hogar reside en nosotras misma, ahí es donde debemos buscarlo y a partir de él, sumergirnos en el mundo.
      Muchos besosssss

      Eliminar
  18. El agua, siempre presente en tu poesía igual que un pozo incabable de libertad.

    Enhorabuena.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo deseo que estés mejor Amapola.
      Un beso muy grande.

      Eliminar