domingo, 19 de febrero de 2017

Silvio Rodriguez, ¿a dónde van?

entregadas a la mar
y convertidas en
escamas de peces
que recibirás
o ignorarás
pero libres
en la mar


27 comentarios:

  1. Palabras que cubren los cuerpos desnudos, que habitan soledades, que atenúan tristezas que son espuma de mar, viva presencia que aflora más allá de los labios, que pronuncian los dedos para silenciar el dolor, que comunican amantes.

    Preciosa entrada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosas son tus palabras, Ilduara, y cada una de ellas brillan en el mar como escamas de peces.

      Un beso y gracias.

      Eliminar
  2. Bendita sea siempre la mar, Carmela.
    Me has recordad a Rafael Alberti que tantas veces le cantó a la mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bendita sea, Tecla :))
      Alberti sentía el mar formando parte de él, y así lo expresaba en muchos de sus poemas.

      Un beso!!

      Eliminar
  3. Yo abracé a Don Alberti de pequeña.
    Siempre recordaré esa fuerza que me trasnmitio, creeté que similar a la que tiene el mar.
    Suerte la tuya de estar siempre cerca de el.
    Besitos muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De cerca, la verdad es que imponía un poco, y te creo, creo que sintieras el mar :))
      Me costaría vivir tierra dentro, eso seguro, Inma.

      Muchos besitos.

      Eliminar
    2. Qué ilusión Inma. Un beso.

      Eliminar
  4. Mi querida Carmela…visitarte es paralizar el tiempo, y volar…volar con el alma a flor de piel…libre, en ese viaje maravilloso en el que profundizar en ese mar de todos y cada uno de los sentidos, y su maravilloso devenir…cual olas que se visten de vida, pura vida, y espuma blanca…

    Precioso e inspirador…

    Bsoss con cariño, y muy feliz noche ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es hermoso lo que dices, Ginebra y me gusta lo que te hace sentir. Tambien es cierto que eres especialmente sensible a la belleza del mar y eso se te nota, o no? jajaaja es broma, pero no es broma. Creo que eres extremadamente perceptiva :))
      Muchos besos y buena semana.

      Eliminar
    2. Me pierdo fácilmente en esos altos vuelos… A veces me doy unos trastazos que para qué jajaja…pero siempre vale la pena, de todo se aprende, y “volar” es un placer ;-)

      Más Bsoss, querida amiga! ♥

      Eliminar
    3. Di que si, totalmente de acuerdo contigo, Ginebra. Vale la pena volar!!
      Un abrazo volador y besitos.

      Eliminar
  5. Siempre grande Silvio
    Hay delicadeza en las gotas que conforman la marea del sentir en cada una de nuestras playas.

    Hay luz, pese a la adversidad.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos coincidimos con Silvio :)
      La delicadeza genera la luz que alumbra nuestras playas.
      Un abrazo, Athenea.

      Eliminar
  6. Libre te quiero
    como arroyo que brinca
    de peña en peña,
    pero no mío.
    Decía Amancio Prada,con su río y yo lo amplío a la mar,siempre libre se vea como se vea.
    Libre como estrellas que no puedes más que ver y no tocar...Qué bonito escribes,,Carmela.Vaya alma que tienes!
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A fin de cuentas: agua. Y siempre libre!
      Y las estrellas libres en el firmamento del cielo o del mar.
      Si te gusta, yo me alegro :)
      Besucos, Gó y mi abrazo.

      Eliminar
  7. Brilla la foto, brilla el poema, brillas tú.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso por cada brillo, Toro.

      Y más besos.

      Eliminar
  8. La libertad es incertidumbre... pero también es certeza de que es lo correcto, y por ende, lo mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo riesgo conlleva su peligro, y la libertad bien lo vale.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Lo que tú haces con el mar es increíble, niña.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yooo, jajajaja, el mas estaba así de lindo, con una hermosa luz entre nubes que producía unos efectos preciosos.
      Muchos besos, Celia!!

      Eliminar
  10. ¡¡ Madre mía !! se me había escapado sin verte. Yo quiero recibirlas, pero libres en la mar. Un abrazo Carmela.

    ResponderEliminar