martes, 25 de abril de 2017

Sonrisa

De mi boca a tu boca
un secreto temblor
Una fuga trepando
sin distancia
en la distancia
Destellos
Instantes
Y luego
la quietud
Y en el cielo
la luna siempre

36 comentarios:

  1. Bendita quietud.
    Hermoso poema.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejate envolver por ella y ya veras como mañana escribes :)
      Tú ya me entiendes, creo.
      Un beso

      Eliminar
  2. Me has seducido totalmente con el poema. No sé la causa, pero me ha removido, me ha emocionado. Lo leo una vez y otra, hechizada por su gran poder de evocación. Sencillo, sugerente… Me parece perfecto.
    Gracias por este ratico tan a gusto.
    Un beso muy grande, Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte y por tus palabras mi querida Isabel...la reivindicativa del libro, jajajaj (es broma, ya sabes por qué te lo digo)
      Me alegra verte.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  3. Y tu sonrisa contagió a mi alma… Precioso, delicado, inspirador… Y esa luna, musa y cómplice de tanto…

    Un placer de post, mi querida amiga…

    Bsoss enormes, y feliz noche! 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que así fuera, deberíamos sonreír más, verdad?
      Un placer verte, Ginebra
      Muchos besos.

      Eliminar
  4. La quietud siempre, Carmela. El silencio después del concierto para poder saborear el profundo placer de nuestros labios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Tecla, deberíamos perseguir siempre esa quietud :))
      Muchos besos.

      Eliminar
  5. Dos bocas que se buscan más allá de la fuga marcada por una luna perenne que nos lleva al objeto del deseo en un vaivén de ansias de amor.

    Precioso poema, delicada foto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayy Ilduara, cuanto me gustan tus palabras.
      Gracias y un besazo.

      Eliminar
  6. Siempre...
    Ella está y conspira por nuestros sueños. Pinta nuestros anhelos y en cada pincelada se hace sonrisa su destello.

    Porque estemos bien, mal, lejos o cerca


    Ella Siempre está.

    Un abraz☆

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Athenea, la veamos inmensa, pequeña o no la veamos, siempre está :))
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Qué hermosa foto, tan delicada como tus bonitos versos :))

    Un beso Carmela.

    ResponderEliminar
  8. ¡Vaya fotaza! que va pareja a la par de tus versos .

    ResponderEliminar
  9. La delicadeza en la imagen y en tus versos.
    Bendita sonrisa.
    : )

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bendita sean todas las sonrisas!!
      Muchas sonrisas, Carmen!

      Eliminar
  10. "Una fuga trepando sin distancia en la distancia " me encantó.

    ResponderEliminar
  11. "Y en el cielo la luna siempre", precioso, y que no nos falte por la virgen del Carmen jajaja.

    Besos majeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja que no falte Rafa, que no falte.
      Besos Rafita

      Eliminar
  12. Muy bonito poema,y la fotografia una preciosidad!!
    Besucos

    ResponderEliminar
  13. Y tu poema parece una hermosa flor.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú eres un encanto, ea!
      Besos. ( y mucha lluvia)

      Eliminar
  14. Has descrito una noche hermosa. Enhorabuena y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por venir a verla :)
      Un beso Xan.

      Eliminar
  15. Ese respiro que se percibe en tus versos,y en tus imagenes... pura luz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luz de luna, luz de sonrisas!!
      Un beso grande.

      Eliminar
  16. Venir a visitarte es siempre regresar a un remanso de paz, gracias por los bellos momentos que nos robas con tus imágenes y palabras. Un abrazo sin distancia en la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho verte por aquí, Aka y sabes que te lo digo de corazón.
      Y ese abrazo sin distancia de vuelta para ti.

      Eliminar
  17. Eso, y mucha paz... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  18. Ya ves...creo que la imagen provoca una sonrisa, al menos a mi y siempre, porque estas plantas me recuerdan algún duendecillo que perdió su peine...
    Cosas mías, nada más.
    Tu conjunto de poema, imagen y música es un placer como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar