viernes, 28 de julio de 2017

El último destello

Porque a pesar de todo
creo en la vida
descarnada vida
cuando se hace inhabitable
desciendo a tu orilla
al último destello
castillos de luz
donde guarecerme
para no sucumbir
bajo otros cielos

22 comentarios:

  1. La arena es el cielo cuando la acarician las olas.

    Me encanta el efecto de la luz en tus fotos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Esa caricia, la del sol al atardecer, crea verdaderos cielos en la arena a través de las olas que abrazan su luz.
    A veces es el único lugar habitable.

    Esos atardeceres, esas puestas de sol, reflejadas en las olas son increíbles, Ilduara. Mágicas de verdad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Quienes las conocemos las amamos :)
    Un beso Tracy

    ResponderEliminar
  4. De verdad que me sorprendes siempre, no se como haces para captar estos colores... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es difícil Genín, si te pones en la orilla con el sol bajando en el horizonte, y dependiendo de las nubes y la luz, al romper las olas y elevarse, aparecen esos reflejos. Aunque tiro muchas jajaja no lo consigo en todas.
      Pero me gusta sorprenderte :))
      Besos y salud

      Eliminar
  5. Hermosas fotos de las olas. Cuanta paz... cuanta tranquilidad... <3
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa, me alegra verte. La verdad que sí, se respiraba paz y tranquilidad
      Un beso

      Eliminar
  6. Gracias por esos hermosos destellos y por el poema.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por asomarte a ellos.
      Un beso, Toro

      Eliminar
  7. Qué bueno tener ese castillo donde guarecerte...
    ; )

    Preciosos destellos!
    Besos brillantes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay que tener un lugar donde guarecerse :))
      Muchos besos!!

      Eliminar
  8. Es tan hermoso lo que has escrito Carmela, porque a veces,de verdad nos sentimos así, pequeñas,desprotegidas y encontrar un espacio donde guarecernos es la única manera de poder volver a resurgir.
    Las imágenes hermosas, es que no sé como puedes sacar esa especie de luz dorada en el agua, es simplemente bellísimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es así Lunaroja, necesitamos "ese" lugar donde guarecernos cuando las inclemencias del mundo nos superan. Esa luz es la del sol al atardecer cuando se va despidiendo de las olas :)
      Un beso grande

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Eso creo yo Amapola, que son bellos
      Un beso

      Eliminar
  10. Maravillosas olas y maravillosos destellos, parece que estoy al lado de ellas. Un abrazo y buena tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gusten Tersa y quizás pueda llegarte un poco de su brisa fresca :)
      Besos

      Eliminar
  11. Ay, Carmela, qué pacto secreto tendrás con la luz, que baila tan sonriente y descarada para ti ;)
    Un gran abrazo y feliz domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maquinista!! me alegra verte. Las olas saben que me encanta observarlas, que admiro su belleza, su fuerza, su fragilidad sus formas cambiantes y se muestran tal cual confiadas aunque las observe :))
      Otro gran abrazo para ti, Maquinista!!

      Eliminar
  12. Mirar a través de la lente de tu cámara, contemplar esas imágenes bañadas con la espuma de tus letras, es saber, sentir… y creer en la vida…

    Precioso, mi querida Carmela…

    Bsoss enormes, y feliz domingo 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Gine, hoy me vienen como agua de olas
      Un abrazo grande

      Eliminar