sábado, 2 de diciembre de 2017

Un día precioso y un hermoso regalo de la vida: un Unicornio blanco

 Un día frío pero precioso. Al medio día, el sol intenso y brillante invitaba bajar a la playa, y allí que nos fuimos

El agua, helada, pero diciendo: atrévete, mira que azul y transparente estoy
 Y no, jajjajaja, no se me ocurrió ni quitarme las botas, pero a Audrey nunca le parece fría y en dos minutos ya estaba dentro del agua
 Feliz cómo un pez, porque es lo que más le gusta, la playa y el agua.
Hasta que de repente se quedó hipnotizada, y cuando miré hacía donde ella lo hacía......
Me quedé como ella ...... hipnotizada
¿Era un caballo bañándose????
Pues sí, era un hermoso caballo blanco y crin plateada 

 Un caballo precioso!!! con su compañero, ambos bañándose.
Al cabo de un ratito, ambos salieron y se fueron.... 



 Precioso!!! o no?? Parece un unicornio blanco saliendo del agua


 Un día precioso y un hermoso regalo que me ha dado hoy la vida.


Y una aclaración, para aquellos que penséis que el caballo no disfrutó del baño. Tanto él como mi perrita, estaban feliz en el agua.

24 comentarios:

  1. No me extraña que te encantase la imagen del caballo bañándose, es un animal que me fascina. Varias veces los vi en las orillas del mar y me quedé hipnotizada, cuando era joven tuve ponys.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encantan los caballos, a pesar de un mal recuerdo en mi espalda por una caída de uno, precisamente en la playa, pero me encantan. Aquí en los Caños, al igual que en otras playas de esta zona, es normal verlos por la arena dando paseos, pero en verano, claro está, no se bañan. Pero en esta ocasión, al no haber bañistas, tenía todo el mar para él y...mi perrita, claro, que no perdona nunca darse un baño. Debió ser hermoso tener ponys :))
      Un beso.

      Eliminar
  2. Bellísimas imágenes, gracias por compartirlas.

    Besos enormes y feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que fue hermoso verlo, María :))
      Muchos besos.

      Eliminar
  3. El unicornio, cuyo cuerno es la oreja derecha, se debe acordar de los muertos del amo, que va mucho más protegido que él.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Macondo, y los Reyes son los pa.... pero me gusta soñar. El caballo, estaba feliz y de hecho, en varias ocasiones, ya fuera del agua, se le fue para el agua. Mi perrita, tampoco tiene neopreno y no hay quien la saque del agua. Te aseguro que el caballo, estaba feliz.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Qué increíble experiencia, y más para un habitante del noreste como yo donde los caballos no forman parte de nuestra cultura como en otras latitudes :-O

    Gracias por compartirla :))

    Un beso Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí, por estos lares, es normal verlos en la playa, Mínimal. Lo que no es tan normal es encontrarlos dentro del agua :))
      Un beso grande.

      Eliminar
  5. ¡Que bonito!
    Con el frío que hacia a pesar del sol BBBRRRRrrrrrr...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo hacía, Genín, pero incluso, había una chica que se bañó como dios la trajo al mundo, jajaja eso si, salió rápidita!!
      Un beso y salud.

      Eliminar
  6. No sé si el unicornio estará muy contento con el bañito...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aclarando lo del frío, el caballo estaba feliz. De no ser así no lo habría colgado aquí.
      Un beso, Toro.

      Eliminar
  7. Que bonita secuencia Carmela, tanto en su contenido como en sus colores, se intuye el frío, pero con esa luz tan del sur, los inviernos son mucho más llevaderos. Y qué decir del caballo bañándose, simplemente bello, siempre me han impresionado esas escenas de películas ambientadas en Oriente Medio o Australia, donde la gente acababa en grandes playas vacías de intensos colores bañándose con los caballos tras cruzar el desierto... y eso me ha hecho recordar un poquito tu sesión de fotos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, Aka, y que te traiga hermosos recuerdos. La verdad es que hacía un día increíblemente bello, con una luz que acariciaba, y la imagen de ese caballo saliendo del mar, tan hermoso, tan blanco, me emocionó.
      Un abrazo grande, y gracias.

      Eliminar
  8. Pero qué sueño más bonito!!! Porque esto es lo que parece, un sueño, es precioso mi querida Carmela, las imágenes son impactantes, pero lo que más impacta es su contenido, la felicidad en un momento, en una ola... en una mirada.
    Gracias :)

    Mil besitos para tu domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo viví, Auro, un hermoso sueño en un lugar mágico. Luz, olor a sal, la inmensidad azul del mar, la felicidad de mi perrita y esa hermosura saliendo del mar. Gracias a ti, por compartir mi sueño.
      Mil besitos.

      Eliminar
  9. A mí me ha encantado, tanto tu perrita como el caballo. Tienes mucha suerte... ese Mar maravilloso. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé Teresa, sé que tengo mucha suerte por vivir en un sitio así :))
      Besos.

      Eliminar
  10. Pero qué maravilla!!... De pequeñita siempre quise tener un caballo… me encantan… Y qué bonitas imágenes has sacado, mi querida amiga… Sin duda, una gran belleza poder admirarlo…

    Bsoss enormes, y feliz noche 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que es una caballo hermoso!!, me alegra que te guste :))

      Un besazo.

      Eliminar
  11. Pero que belleza carmela y lo has podido capturar con la cámara! Esos momentos son únicos!! Buena semana corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viste que suerte tuve!! Allí estaba, radiante!!
      Buena semana también para ti Demi!!
      Y un beso grande

      Eliminar