lunes, 30 de marzo de 2020

Y la vida sigue

La brisa suave de la tarde
los matices del aire
incluso la melodía del viento
se quiebran por dentro
atrapadas entre palabras que naufragan
perdidas en un mar demasiado lejano
y el miedo es una daga que crece en la noche
lo sé
siento su peso en mi
su olor pesado
y aun así la certeza de la vida
de cada amanecer sobre un mundo callado
roto, triste y perdido
un mundo que a pesar de nosotros
respira mejor
triste paradoja que él respire mientras nosotros
nos debatimos en ello
Afuera el ruido ha dejado paso al sonido
de los pájaros
es increíble como llenan el silencio cada amanecer
Y es bello imaginar que cuando todo pase
volveremos a sonreír al vecino de enfrente
el que aplaude cada noche y nos saluda con la mano,
ese al que antes no mirábamos
y al que seguramente no volvamos a saludar
porque el humano es humano
y volverá a ser humano
o quizás no
quien sabe si de esta aprendemos
porque la vida sigue, la belleza es cierta
cada amanecer un milagro
el mar, el mar, ay el mar, cuanto lo anhelo
Echo de menos a los míos
aunque sé que están bien
lo sé
y yo estoy donde tengo que estar
y además quiero estar
pero los echo de menos
Como al mar a quien echo de menos
Y la vida sigue
y es hermosa
no lo olvides.

viernes, 27 de marzo de 2020

Existe un mundo donde el amor es amor

 Yiruma-Lord... Hold My Han

Existe un mundo
donde todo recobra el sentido
Donde el amor es amor
arropado en los pliegues de la piel
Donde el vértigo se pierde trepando por tu cuerpo mientras la lejanía se convierte
en encuentro
Un lugar donde el atrevimiento habita entre caricias guiadas por la pasión a ras de piel
incontenible
Y me dejo llevar deslizándome por el jardín de tu amor mecida en tu temblor

martes, 24 de marzo de 2020

Plegaria en mi noche


 MARK ELIYAHU - Drops

Entre tú y yo existe la misma vida
Y el cielo y el mar
Y hasta un simple grano de arena
Y está bien
Y es una distancia que no lo es
Pero hoy siento que las olas
de tan lejanas se hacen invisibles
como latidos que se apagan lentamente en la noche
y pienso que la soledad es como renunciar a ser tu misma
como si te alejaras del mar con cada paso que das
o como si se perdiera en la nada el brillo de unos ojos 
atrapados bajo los párpados cerrados
Y es por eso que hoy necesito 
abrir la ventana
y dejar salir al aire 
unos versos que te nombren
y que al hacerlo se hagan 
sonido y luz en la noche
-rugir de olas y  luz de faro-
antes de sumergirme en mis sueños
Y en los brazos de esos sueños
cruzo la distancia hasta llegar a ti
Y sé que no es casualidad amanecer en tu abrazo
porque te hice plegaria en mi noche
respirando tu nombre con la tenacidad del amor
Lo deseé tanto
lo pedí tanto
Lo imaginé exactamente así
Y me lo prueba la dulzura del temblor de tus labios
creciendo entre los míos
Y su tibieza
sincera y desprendida
me conmueve y me acompaña.

martes, 17 de marzo de 2020

Confiar en tu corazón sin ahogar sus palabras



¿Hasta dónde de ti misma te cuentas? 
¿cuánto has intentado borrar de tu historia?
Tarea inútil
como parar el tiempo
porque un día cualquiera
inexorablemente y sin aviso
vuelven a buscarnos todas las palabras 
que callamos o borramos algún día
Como aquellas que dejamos en los rincones no deseados
las que nunca llegamos a pronunciar en los senderos abandonados del amor
las absorbidas por la terrible rutina
o las rechazadas porque de alguna manera nos recordaban
la decepción que alguna vez fuimos
Y tantas otras

Y te asaltan y te reclaman
y habitan en los recuerdos que se hacen eternos en su silencio callado
robándote el frescor de la lluvia 
el esfuerzo necesario para exhalar el aliento que exige el vivir
Y varada en el tiempo 
anhelas sus ausencias y los sueños que van de la mano
como aquél valiente atrevimiento
los incendios internos
o la quietud sobre la piel de una caricia blanca
Y tantos otros

Y dichosa 
si emergiendo de la nostalgia comprendes que todas las espinas requieren una rosa
porque ese es el inicio
Pero solo cuando el mar llora contigo
cuando su agua y la tuya recorren el mismo cauce
comprendes que el final del camino convive con su inicio
que siempre habrá peces y palabras
y que debes confiar en tu corazón sin
ahogar sus palabras

 Yiruma- Lord.....Hold My Hand

lunes, 16 de marzo de 2020

Que no decaiga nuestro ánimo: un chapuzón en el mar (I)




















MARES IGUAL QUE TÚ. (AMARAL)

Hay mares de bruma
Y mares de luz
Mares que me inundan
Son igual que tú


Mares de peligro
Que nos hacen sentir vivos
Mares locos, mares puros, mares cálidos


Igual que tú, igual que tú
Mares igual que tú

Igual que tú, igual que tú
Mares igual que tú


Igual que van y vienen las mareas
Y las olas van comiéndose la arena
Todos los mares de la Tierra
Son igual que tú
Igual que tú, igual que tú, mares igual que tú


Hay distintos mares
Son el mismo en realidad
Desde las Malvinas hasta Gibraltar
Mares tan profundos como tu mirada
Mares en calma (Mares en calma)


Igual que tú, igual que tú
Mares igual que tú
Igual que tú, igual que tú
Mares igual que tú


Igual que van y vienen las mareas
Y las olas van comiéndose la arena
Todos los mares de la Tierra
Son igual que tú


Igual que un…

sábado, 14 de marzo de 2020

La luz no presagiaba lo incierto

La luz no presagiaba lo incierto  
porque no todo en la vida es seguro y cierto
y existe la brevedad
como también el inmenso infinito
Y a veces llueve  y nos moja
y es como si tendiéramos nuestra alma en un cordel al viento
sujeto a todas las inclemencias del tiempo
Hoy he extraviado la luz de tu mirada
no la mirada
pero si su luz
Como el que entra en una gruta
y se pierde dentro
y se queda a oscura
y sucede el tiempo inexorable
y lo frágil se desvanece en un elocuente silencio
Como si fuera posible engañar al poema que nos crece dentro
y las palabras huyeran para no dejar rastro de la tristeza que nos embarga
Como si el horizonte solo fuera esa línea que marca lo que siempre queda más allá:
lejos
inaccesible por momentos
Como si el amor no encontrara los cuerpos donde hacerse carne y ovillo
o el exilio del alma vagara sin rumbo 
ajeno  a la lumbre del hogar
Y llegas a creer que todas las caricias murieron en el borde de las cunetas
Y piensas que esto que nos embarga es la negrura que tapamos antaño
la que pensábamos que nunca volvería para recordarnos su presencia
pero solo esperaba un descuido en el alma 
para salir y tapar la luz de tu mirada
O quizás simplemente es una nube que pasa.

martes, 10 de marzo de 2020

Cosas así.



A veces es imposible acallar la voz implacable
que como olas de aire
te crecen
Y te preguntas suspendida en la dulzura de sus ojos
lo imposible
como el intimo sufrimiento si acaso se perdiera su cadencia
y solo de pensarlo te estalla en los ojos
y es imposible ahogar el grito desesperado que desciende 
a través de la piel temblorosa que te envuelve
y solo buscas una voz que te nombre.
Pero también sabes que eres como el mar cuando sube la marea  
y se extiende sobre la arena
que apenas es navegable
pero que en él que caben todos los sueños con insaciable precisión
Y te preguntas de la arena suspendida en tu mar interior
o ese sonido único que vibra devolviendo
el espacio que existe entre tú y el resto del mundo
O de la raíz indeleble y
explícita
arraigada en esos sentimientos que te invaden
como el atrevimiento por permanecer en ese 
mundo que a menudo se te escurre entre los dedos
O quizás solo sea
la soledad que la noche impone y que golpea 
una y otra vez
con su breve e infinita intensidad
con la certeza transparente
de las cosas guardadas en la memoria
y que evocas con la quietud de las primeras luces
Y tantas otras cosas
Como aquello que las palabras esconden o no cuentan
o esa sensación contradictoria que es
el empeño por sentir la brisa del vértigo
mientras expulsas el miedo de la piel
en el mismo borde del abismo
o la fascinación que encierra
la libertad del viento
la fugacidad de la luz
o la pureza de la lluvia
Cosas así