domingo, 20 de abril de 2014

Serie asombro ( XVII ): Siempre distintas






13 comentarios:

  1. ¿Y es que alguna vez fueron iguales? La maravilla del mar del fuego, de la naturaleza en sí, es que siempre consigue reinventarse en su diseño...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre son distintas, Dos_josef, y como bien dices cada vez se reinventan, y esa es su maravilla.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Siempre distintas; siempre asombrosas; siempre bienvenidas... tus olas!

    Una golondrina medio tristona va hacia allí, quizá el simple hecho de volar la haga feliz...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sinuhe, eliges un buen momento para dejarla volar. Seguro que si, el simple y maravilloso hecho de volar, le arrancará esa sonrisa, y a mí, su llegada me ha hecho soltar otra y hoy se agradece.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Lindo marco musical para esas olas. Hermosa música!

    Un abrazo, Carmel...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es preciosa la música, verdad?, yo la llevo hoy dentro y me acompaña.
      Otro abrazo!!

      Eliminar
  4. Si, siempre distintas y siempre preciosas!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Genín, siempre, Genín :)
      Besos y abrazos.

      Eliminar
  5. Siempre distintas, siemper el mar.

    besos¡

    ResponderEliminar
  6. Asombro y distintas. Lo defines muy bien Carmela... Después, o antes, está la habilidad de captarlas. Y ahí si que se percibe ese buen hacer... ¡Arte natural!

    Un placer poder disfrutar de estas imágenes amiga.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gusten, Ernesto, lo que más me gusta es que os gusten.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Nunca son las mismas, ni una es la misma cada vez. Preciosa la música.Un beso

    ResponderEliminar