miércoles, 24 de septiembre de 2014

Una playa de olas verdes. Cuatro años!!!



Ayer, hoy y mañana, laberintos de tiempos que nos marcan, nos llevan y nos aguardan. Y para el camino una mochila ligera en la espalda porque realmente son muy pocas las cosas que de verdad merecen la pena cargarse y, lo esencial, va en nosotros mismos. Y caminar siempre a nuestro propio ritmo. Sin demasiadas prisas por llegar, para no tener que añorar, ni demasiado lento para esquivarlo, porque siempre nos alcanzará. Y sin olvidar que él lleva su propio ritmo y que, en ningún momento, nos pedirá ni paso ni permiso. Y vivir lo mejor que podamos lo que nos toque en cada momento. Si es lluvia, vivir la lluvia. Si es sol, vivir el sol. Y si es viento, vivir el viento. Y atravesar cada momento del laberinto sabiendo que es otra la que saldrá y que a la vez, será la misma. Y huir de los atajos y los senderos fáciles que solo nos llevan a la rutina, a la desgana y a la monotonía. Y no temer ni a los errores ni a los fracasos porque la verdad absoluta no existe. Y huir de ser alguien que amó apasionadamente, y amar en presente, a diario, a cada instante. Y fijarse y valorar todas las insignificancias porque agrandan nuestra percepción y la hacen mucho mas bella. Y esquivar todo aquello que el viento y las mareas puedan borrar a su paso y sumergirse de lleno, con verdadera pasión, en el mar, o lo que es lo mismo: en la vida.

Y después de este desvarío mental, (que prometo que hasta dentro de un año no volverá a ocurrir), quiero agradeceros vuestra presencia a todos los que seguís paseando, “incansables” por estas playas, que hoy cumplen ya!!!! cuatro años. También a aquellos amigos que, tras pasear un tiempo sobre estas arenas, los vientos reinantes les llevaron a otros mares pero que dejaron a su paso una huella que, aún hoy, permanece imborrable . Y por último,  a los que habéis llegado con las últimas mareas empujados por el viento de levante, o quizás, quién sabe, por el viento de poniente y que, por suerte para mí, no habéis salido aún nadando.
Como os dije, ya hace un año, aquella página en blanco (que también lo sigue siendo), gracias a vosotros abrió de par en par sus ventanas transformándose en un lugar más cálido . Y hoy, y de nuevo gracias a vuestra presencia (ya sea con palabras o sin ellas), es una hermosa "playa repleta de olas verdes”.

 Y de nuevo, Gracias, porque de verdad que hacéis más feliz mi vida.    

28 comentarios:

  1. Te dejo un regalo y feliz cumpleblog!!. Un beso.

    Pensé en la felicidad, en cómo se teje a diario
    con el silencio de la casa vacía
    y en que no es súbita ni gratuita
    sino una creación, como el crecimiento de un árbol.
    Nadie lo ve, pero detrás de la corteza
    crece otro círculo en anillos que se expanden.
    Nadie oyó a la raíz cavar más hondo en lo oscuro,
    pero por ese trabajo hacia adentro el árbol se eleva
    y sus penachos brillan, y sus hojas destellan.

    Así, la felicidad se teje con la paz de las horas
    y hunde sus raíces en lo profundo de la casa sola:
    en el rincón, el busto antiguo; los frescos pisos encerados,
    blancas cortinas que ondulan suave y continuamente
    cuando libre se mueve el viento silencioso por el cuarto;
    una biblioteca, una mesa y la pared blanqueada—
    esos son los dioses de la casa, queridos y familiares,
    aquí el trabajo de la fe puede hacerse mejor
    y el árbol que crece es musical y verde.

    Porque ¿qué es la felicidad sino crecer en paz,
    el sentido atemporal del tiempo cuando los muebles
    pasaron toda una vida en el mismo lugar
    y los viejos sueños, así como el viento al moverse, agitan
    las hojas de la felicidad presente?
    Nadie ha oído una mente ni escuchado un pensamiento
    pero donde alguien vivió en introspección
    el aire queda cargado de bendiciones, y bendice;
    las ventanas miran a las montañas y las paredes son amables.

    May Sarton (Wondelgem, Bélgica, 1912-York, Maine, 1995),

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Fio, por tus felicitaciones y por el hermoso poema de M. Sarton.

      Un beso, uruguaya

      Eliminar
  2. Vamos a por otros cuatro, por ahora. Felicidades Carmelilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, jajaja vamos por otros cuatro,...de momento ;)
      Gracias, Mariluz, y un beso.

      Eliminar
  3. Felicidades. Al blog y, sobre todo, a ti por guiar el mismo con tantísimo gusto. Llegar hasta aquí es siempre un deleite para los sentidos.
    Besos, Carmela, y que sean muchos más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel, me alegra que te produzca esa sensación.
      Muchos beso!!

      Eliminar
  4. Muy interesante tu desvarío, tu foto y todo. Felicidades por el aniversario y larga vida. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Johnny!!, desvaríos que de vez en cuando hay que dejar escapar, jajaja.
      Larga vida para t i:) y muchos besos.

      Eliminar
  5. ¡Feliz cumpleblog!
    Besos y verás como vamos a cumplir juntos muchos mas :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Genín. Eso seguro, juntos por muchos años que para algo eres de los "incansables", ;-)

      Muchos besos y salud!!

      Eliminar
  6. Gracias a ti, por estas palabras lindas y esas fotos preciosas. Felicidades y a por otros cuatro años más. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Teresa, me alegra que te gusten.
      Besos para ti.

      Eliminar
  7. Somos nosotros los que tenemos que agradecerte ese amor a la belleza que te acompaña y esa ansia de compartir que nos hace felices.

    No es fácil durar cuatro años sin interés alguno detrás. Hoy ya casi solamente tienen blog los que quieren vender libros.
    Por eso es tan de agradecer lo tuyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mariajesus, ya sabes que para mí no tiene sentido no compartir toda esa belleza que está ahí, tan a mano, tan cerquita, tan, tan... y que te guste me hace feliz a mí, da sentido a muchas cosas...
      Un abrazo enorme!!

      Eliminar
  8. Feliz cumpleblog, querida. Y como se suele decir, que vengan muchos más, muac.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy Carmen, un abrazo muy muy especial para ti, porque gran parte de que yo esté aquí te lo debo a ti, ;-)

      Muchos muchos más...eso seguro
      Besos!!!

      Eliminar
  9. Espectacular! Me gustaría sentir dentro de mi la fuerza y la belleza de esas olas verdes!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos llevamos dentro esa fuerza y belleza, Leovi. Lo creo firmemente así, ;-) y bueno, en tus fotos se ve que la llevas.
      Un beso.

      Eliminar

  10. Desvariar entre las olas, Carmela, amar, vivir.
    Preciosa el agua que se rompe en tu playa¡
    Felicidades, y a por otros cuatro, o más, :)
    Un abrazo y besos y cariños y mar.

    m.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno desvariar Ío, dejarse llevar y mecerse al compás de las olas. Gracias por tus felicitaciones, ;-)

      Besos y cariños. Y mar!!

      Eliminar
  11. Hola Carmela, pues parece que era esto ese más esbozado en tu post anterior... Este “desvarío” del que, algunos, quisiéramos más, de vez en cuando, y no a tan largo plazo como señalas!

    Todo el trabajo acorde con la sensibilidad y el buen hacer de quien nos ha sumergido entre el mar y la arena, la vida, lo esencial, en tantas ocasiones.

    Destaco estas tres frases porque de alguna manera me han impresionado, motivos personales, sin duda, se han visto reflejados en ellas...

    “Y huir de los atajos y los senderos fáciles que solo nos llevan a la rutina, a la desgana y a la monotonía.”
    “Y no temer ni a los errores ni a los fracasos porque la verdad absoluta...”
    “Y huir de ser alguien que amó apasionadamente, y amar en presente, a diario, a cada instante. “

    Es cierto que no existe la verdad absoluta, si por verdad absoluta entendemos la que cada uno sustenta. ¡Creencias! Pero sí es cierto que hay una realidad absoluta. ESO Esencial. Que es, está, somos.

    Un placer Carmela.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ernesto, eres muy perspicaz ;-) Sí que creo que debemos, de vez en cuando, dejarnos desvariar, dejarnos ir, Creo que es una excelente terapia. Y claro que creo que hay algo esencial que está en nosotros mismos y que es lo único que de verdad es verdadero, el resto son apreciaciones que muchas veces solo reflejan lo que queremos que sea. A esa verdad me refería cuando decía que no existe la verdad absoluta.
      El placer es mío, Ernesto. Un gran abrazo para ti.

      Eliminar
  12. Simplemente me alegra saber que eres feliz... Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Simplemente sé que es así, José.
      Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  13. Cuatro años y ¿cuantas entradas? porque la densidad también es importante, jaja.
    Felicidades, Carmela, hay blogs que no duran tanto, pero este sigue fresco y muy vivo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unas poquitas......jajaja
      Gracias, Blue, por ser tú también una de las "incansables"
      Bicos!!

      Eliminar
  14. Llego tarde....pero siempre recalo por aca....es un placer; y en realidad la agradecida soy yo, ya sabes como me encanta venir por aca.
    Que palabras hermosas nos has dejado, las comparto plenamente.

    Felicidades y un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Cheli!!! de tarde, nada de nada, siempre es buen momento, y sabía que lo harías antes o después ;-)
    Un beso enorme para ti.

    ResponderEliminar