jueves, 7 de abril de 2016

Cómo seguir moviéndonos en un paisaje vacío.


Siempre llega ese momento en que estamos solos,
inevitablemente solos, pero incluso la soledad
necesita aislarse de nosotros mismos, ahuecarse en
su propio hueco para evitar la devastación que
podemos provocarle.

18 comentarios:

  1. Ya te digo.
    Siempre llega.
    Y a veces se queda para siempre.
    Lo sé bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese punto de no retorno da miedo.

      Besos, Toro.

      Eliminar
  2. Mi abrazo de luz a luz Carmela ✴

    ResponderEliminar
  3. La soledad se aísla de nosotros, tanto que en ocasiones no reconocemos el "yo" del espejo.

    ResponderEliminar
  4. Se sigue por que el dolor pasa y el camino hay que caminarlo, no apearse de la vida. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú me conoces, Uruguaya y sabes que soy de las que no me apeo, pero dudo de que el dolor pase, cambiará, nos adaptamos... pero no desaparece. Hoy por hoy es difícil.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Esa soledad es la más absoluta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La soledad de la propia soledad.
      Un abrazo, Tracy.

      Eliminar
  6. No hay que temer la soledad, aunque no fuera buscada... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he temido la soledad, Genín y la buscada es buena amiga mía. Pero esto es nuevo.
      Un besazo y salud!!

      Eliminar
  7. La soledad huyéndonos, cosa que pareciera imposible; pero hoy más que nunca me siento identificado con esas palabras tuyas.
    Saludos mi fular :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues siento que te sientas así.
      Mis saludos para ti, Johnny :)

      Eliminar
  8. Que buenos versos, Carmela. A veces incluso la propia soledad necesita estar sola. No vaya a ser que se le contagie todo lo malo que tenemos los seres humanos, y ya nunca vuelva a ser la misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces la vida es un verso, Holden. Me alegra verte :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. La soledad nos huye para alentarnos a encontrar compañía, aunque mas no sea en algún rinconcito de nuestro interior,con la versión de nuestro "Yo" mas positivista. Lindos versos Carmela. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula, una hermosa manera de verlo :)
      Saludos y un beso.

      Eliminar