domingo, 10 de abril de 2016

Evoco.

Evoco, un imposible,

hasta tocar
mareas silenciosas
Me sostiene
en la vigilia
la distancia hasta tu boca,
su tibieza

Y a pesar de todas las derrotas

seguimos en pie.

20 comentarios:

  1. Como hay que seguir y si nos caemos, levantarnos. No hay otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Tracy, no hay otra. Seguir de pié a pesar de todo.

      Eliminar
  2. Fortaleza de corazones.
    Que siga siempre así.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces nos sorprende su fortaleza, Toro
      Besos.

      Eliminar
  3. Todo gira en torno a su boca, epicentro del mundo.

    ResponderEliminar
  4. Somos madera y hierro también, aunque con algo de òxido...nos sostenemos en pie. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Es mucho, seguir en pié... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a veces es un gran esfuerzo.
      Besitos y salud, Genín.

      Eliminar
  6. Esa imagen es pura poesía Carmela ,
    hasta doblados, medio oxidados y casi hundidos la fortaleza del amor nos salva y nos sostiene

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor, su esencia, es la única fuente para el alma, lo que nos sostiene mas allá de nuestro propio yo y lo que nos guía en este mundo a veces tan deshumanizado y frío.
      Un abrazo, María.

      Eliminar