viernes, 29 de septiembre de 2017

Velero fantasma


Me sorprendo al comprender
que aún en ausencia de mar
navegas por mi cuerpo
Navegas contracorriente
como un velero fantasma
sin rumbo ni capitan
sin vientos y sin timón
Y es entonces cuando un estremecimiento insondable
me devuelve a aquella playa
donde mi cuerpo se vació
para no sentir mis aguas
vacía de tu amor
Y vuelvo a sentir como entonces
al vaciarme del mar
la quemazón que la sal
dejó en la herida abierta


24 comentarios:

  1. La sal quema, pero también cura, quizás sea necesario que te habite un oleaje nuevo que te pueble de vida y barra el recuerdo.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Ilduara, la sal cura después del quemazón, pero a veces, la decisión, porque no es posible otra, es seguir sin más veleros, porque no es posible otro, pero seguir. Pero hay recuerdos imborrables que en mareas bajas escuecen. No queda otra que volver a pasarlo. Pero siempre hacía adelante.
      Otro abrazo para ti, y un beso.

      Eliminar
  2. Oh qué preciosidad! Esos últimos versos,le dan la fuerza,la contundencia... me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta, me alegra :))
      Un besazo Lunaroja.

      Eliminar
  3. El quemazón y la sal son jodidos, pues nada a curarse pronto y a seguir haciendo marcha. Ya se sabe a los que os gusta tanto el agua, cuando el verano se acaba; asunto feo. Bellísimo el poema, y la foto muy bonita. Hasta más ver maja.

    Besos Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otoño y el mar, es una combinación maravillosa Rafa. De agosto lo que me gustan son las vacaciones, que no tengo otra opción que cogerlas en ese mes, pero ahora es cuando más me gusta la playa.
      Yo estoy bien, gracias :)) y más después de leer tus frases !!!
      Besos otoñales!!

      Eliminar
  4. El yodo salino cicatriza muy bien las heridas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso mis pies están tan sanos :))
      Un beso Tracy

      Eliminar
  5. Hay heridas demasiado profundas, así como las vivencias sentidas que calaron y penetraron, esas, que no dejaron cauterizar las grietas y que, cuando caen las barreras, las defensas, vuelven… y escuecen…

    Precioso, mi querida amiga… Visitarte es un deleite para el alma…

    Bsoss y cariños enormes 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Ginebra, en ocasiones, cuando menos lo esperamos por esas grietas se cuela el recuerdo que nos lleva de nuevo a aquella playa de otro tiempo y vuelve, por un momento, el escozor sobre la herida.
      Gracias por tus cariñosas palabras, Gine.
      Un besazo y mi cariño

      Eliminar
  6. Que esa quemazón cure...
    Sensación de desasosiego ese velero fantasma.

    Me gusta la composición de la foto.
    Un besazo y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El quemazón pasará hasta una nueva oleada de sal, así es la vida.
      Me alegra que te guste Carmen!!
      Otro beso grande y buen fin de semana.

      Eliminar
  7. Como un velero fantasma... y así es como siente el mar de una piel cuando evoca un surco o trayecto que la hace retroceder, y el quemazón de la sal va escociendo cada vez menos.
    Precioso sin más, mi querida Carmela.
    Felicidades por la imagen.

    Mil besitos para tu finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así como lo dices Auroratris, tal cual :))
      Por desgracia, las playas de mi sur están llenas de restos de pateras que narran la tragedia del día a día. Ojalá acabe.
      Muchos besos y buen fin de semana

      Eliminar
  8. Ay esos barcos fantasmas que a veces siguen apareciendo ante las costas de imprevisto. Causan dolor, alegría y nostalgia muchas veces, todo ello cambiando, cuando se ven sus velas emerger y desaparecer en la línea del horizonte. Memorias como la de la carcasa tan bellamente fotografiada. Que foto más bonita. Y como el texto define su lectura.

    Buen fin de semana Carmela,
    Besos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aka, me alegra verte, siempre me alegra :))
      Así es, dolor, alegría y nostalgia, según las mareas. La foto se corresponde a otra realidad, por desgracia, cientos de restos de pequeñas historias desparramadas por la arena. La de aquellas barcazas que no llegaron a su destino.

      Tambien yo te deseo un buen fin de semana, Aka.

      Eliminar
  9. Navega en ti... claro... es pura magia, la magia del amor.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa la magia del amor. Que no se pierda nunca!
      Besos Toro y cuidate mañana.

      Eliminar
  10. Sobre la herida, la sal es a veces la unica redención.
    Que cuando corazón late, alma pide paso al mismísimo sol.

    Abraz☆

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué frase tan hermosa, Athea, "Que cuando corazón late, alma pide paso al mismísimo sol"
      Mi abrazo de mar!!

      Eliminar