lunes, 25 de marzo de 2013

Cerco de púrpura



Diré cómo el sol nació-
en cintas sucesivas-
las cúpulas nadaban en amatista-
la noticia, corría como ardillas-
las montañas desataron sus copetes-
los pájaros cantores –comenzaron-
me dije silenciosamente a mí misma-
¡eso habrá sido el sol!
Cómo se ocultó  -no lo sé-
parecía un cerco de púrpura
que diminutos niños y niñas amarillos
trepaban continuamente-
hasta que llegaron al otro lado,
un clérigo gris-
levantó suavemente las barreras del alba
y condujo afuera la majada-.
                                     Emily Dickinson






16 comentarios:

  1. Emily es la dueña del lenguaje poético. Qué maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo es Darío, no hay duda.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. por dios, mujer, qué poema más, másssssss bello...me matas!
    un beso...
    rama
    :-)

    ¿te podemos hacer publicidad de los post más exquisitos en facebook?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es hermoso el poema, verdad Rama. A mí me encanta por mas que lo lea y lo lea.
      Esta casa está abierta a quien quiera entrar Rama.
      Un beso!!

      Eliminar
  3. Composición perfecta entre imágenes y poema. Al llegar aquí pienso en las palabras de Wilde,"la naturaleza imita al arte". Emily habló y el verbo se hizo sol....Bicos y gracias por esta preciosidad..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras de Emily son una delicia. Yo más bien creo que el arte, el verdadero arte es el que se asemeja a la naturaleza, que para mí es la mayor obra de arte.
      Gracias a ti por pasarte, Vera
      Muchos bicos.

      Eliminar
  4. Y tu la dueña de la imagen y los sueños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta captar estas maravillas María Jesús, pero ellas ya son, ya existen, están ahí y yo me permito recogerlas en fotos. Gracias por tus palabras.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. ¿Te imaginas a un pintor mezclando pinturas para tratar de conseguir ese colorido?
    ¡Una preciosidad de fotos!
    Como siempre...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes una cosa Genín, muchas veces he pensado al ver estas puestas de sol sobre el mar, que si no las hubiera visto, que si no las conociera como las conozco, y las viera dibujadas en un lienzo simplemente, pensaría que qué ocurrencia y exageración la del pintors. pero son, son esta maravilla de colores y tonos, ;)
      Besitos y salud.

      Eliminar
  6. Poema bellísimo y fotografías increíbles Carmela. Las maravillas de la naturaleza están allí cierto, pero se requiere curiosidad, observación y paciencia para reconocerlas y coleccionarlas de la manera que lo haces.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aka, me alegra verte por aquí, ya sabes que me alegro mucho tu vuelta después de ese pequeño "descanso" que tuviste y aunque a menudo no deje mis palabras, me encanta leerte. Bueno de lo que dices gran parte es cierto, me encanta observar y siempre hay algo distinto, algo diferente que hace único cada momento, la luz, el color, las mismas formas que son siempre distintas.....paciencia, no creo que sea una de mis cualidades en la vida diaria, jajaja, la verdad, pero con la cámara en las manos puedo olvidarme del mundo.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  7. Carmela, tienen que preguntarte a ti, que te pasas el día en la playa, jaja.
    Hay cielos que arden ¿eh?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos del que quisiera jajajaja
      arden y refulgen.....
      Bicos, Blue

      Eliminar
  8. La naturaleza es cada día un descubrimiento, siempre diferente e impactante, como tus fotos. Dickinson es pura sensibilidad.Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre distinta, siempre cambiante, siempre hermosa, como los versos de Emily.
      Besos, uruguaya

      Eliminar