sábado, 31 de agosto de 2013

Palabras



Y cada tanto regresan los huracanes de sapos 

14 comentarios:

  1. Me encanta la foto!! Los huracanes de sapos no tanto, pero la foto es una pasada!!!

    Besos Carmela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sitio es una pasada, los huracanes de sapos, como que no, es verdad, pero haberlos haylos :(
      Besosss

      Eliminar
  2. Espectacular tierra y cielo! Maravillosa! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad Leovi, es que el cielo le daba un aspecto extraordinario al lugar.
      Besoss

      Eliminar
  3. Una misteriosa silueta en el lejano horizonte de la montaña, que quizás no lo sea para ti :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. jajajaja yo lo sufro, Cheli. Ya me gustaría que no, pero....
      Besitos

      Eliminar
  5. Me encanta el contraste de luz de la foto. Ahora se lo que es un huracán de sapos,una expresión nueva. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá nunca te caigan, uruguaya.
      Un beso blanco

      Eliminar
  6. Entre el romanticismo y el paisajismo japones, la foto de la caña, también me lo sugiere: la naturaleza- aun no paisaje- en su manifestación más potente, y lo humano, presentado en relación y su justa escala ...
    Carmela sigue amando la mar, que es tu fuerza, la que hace una y otra vez, que tus fotos “canten”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Faltan las garzas volando....
      No creo, por muchos huracanes de sapos que caigan, que deje nunca de amar al mar, aunque a veces la fuerza se aleje o decaiga.
      Un abrazo.

      Eliminar