martes, 8 de octubre de 2013

Mariposas amarillas


Aromas de otoño,
suspiros de mariposas amarillas
que son bálsamo para el alma
y arranca la melancolía.
Indicios, retazos,
sonidos que reclaman encarar la vida.
Viento que arrastra las sombras
agua que todo lo lava
y fuego que purifica. 
Bandadas de pájaros
que siempre avanzan,
tu vida que sigue
la mía que anda
la boca muda
el grito de la vida

27 comentarios:

  1. Llena de vida esta poesía revoloteando. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Hola Teresa!!, y bienvenida por estos lares. Tu tierra, la extremeña, me gusta mucho, :)
      Un beso

      Eliminar
  3. Delicioso poema. El otoño siempre trae un aire de melancolía. Las hojas se amontonan por las calles como si parte de la vida se despidiese y nos anunciara alguna perdida, pero sabemos que la vida sigue su curso y pronto vendrá la primavera.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que el otoño, huele y sabe a melancolía, pero sabes?, es una estación que me encanta. La, en cierta medida, monotonía del verano, da paso a muchos cambios, de todo, de luz, de colores, de aromas....que me encantan.
      Un abrazo, María

      Eliminar
  4. Asi se puede, en ese paisaje es fácil jugar con mariposas y escuchar la vida...

    Un beso revoloteo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que si, Marga, invita...
      Besos revueltos.

      Eliminar
  5. Todo pasa, discurre como el agua, como las estaciones...Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasa, y..... vuelve a llegar.
      Un beso, uruguaya

      Eliminar
  6. Todo nos empuja a la vida... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque a veces no lo veamos, pero si.
      Un abrazo, Darío

      Eliminar
  7. Contemplativas y profundas tus palabras, Carmela. Por cierto, "las mariposas amarillas" me traen a la mente "Cien años de soledad", aquel personaje, Mauricio Babilonia si no me falla la memoria, que iba envuelto en mariposas amarillas.

    Has hilado unos versos lleno de belleza, ¡felicidades!

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Isabel, desde que aparece por primera vez en la obra, siempre va acompañado sin explicación aparente ninguna por esa nube de mariposas amarillas....hasta el día de su muerte, :)
      Si te gustan, me alegra.
      Un beso, Isabel

      Eliminar
  8. Ah, la foto, guapa, como siempre.
    Otro beso, ¡hala!

    ResponderEliminar
  9. Respuestas
    1. Rojas y con lunares blancas...me encantan!!
      Un beso, María Jesús.

      Eliminar
  10. Aquí las mariposas se suicidaron.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Tu vida que sigue
    la mía que anda
    ...


    Me gusta mucho eso.

    Besos.

    ResponderEliminar