viernes, 7 de marzo de 2014

El hilo de la madeja.

Y es tiempo de sentarse tras los visillos
de cerrar los ojos a un lado
y abrirlos al otro
La desnudez expuesta
Los momentos del calendario
La esperanza de lo que miramos
e incluso la triste desesperanza
Tiempo de recapitular
de sopesar
de pensar
De aceptar ciertas cosas
renunciar a otras
y no moverse de ciertos principios
Tiempo incluso de perdonar
aquello que ni sabíamos
que teníamos que perdonar
Tiempo de rosas
de jazmines y olores melosos
También de colores
y de negros
y de sombras
De vacíos llenos
y de llenos que se vacían gota a gota
Tiempo de desmadejar el ovillo
sin llegar a perder el hilo
Tiempo de hablar en voz baja
y de escuchar al silencio
Tiempo de recordar  aún sabiendo
que los recuerdos se engañan
las verdades se enredan
y las mentiras pesan
Tiempo de llegar hasta el fondo
de correr ese riesgo
y confiar en la vuelta
si aún fuera posible
sobre todo es tiempo
de aceptar el amor
que es el hilo de todo.

20 comentarios:

  1. Yo llegué hasta el fondo.
    Y descubrí todas las falsedades.
    Ahora respiro mejor.
    Con mi soledad.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A menudo esas falsedades se ven desde la superficie, pero hay que llegar hasta el fondo para poder desterrarlas para siempre y aceptarlas. El peligro es quedarse en el fondo y no encontrar el hilo que nos vuelva a la superficie.
      Un beso, Toro

      Eliminar
  2. Hilo de todo, comienzo y fin, precioso riesgo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un riesgo que teje un nuevo rumbo a menudo.
      Un abrazo, Darío.

      Eliminar
  3. En la renuncia tambien una prueba de un sincero sentir, permitiendo dar libertad a esa cuota de amor, que muchas veces pasa incluso por nuestros propios intereses, ideales y egoìsmos!
    Linda manera de desmadejar el ovillo amiga...
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces la renuncía es la única manera de no romper el hilo, Lía. Pero creo que solo funciona cuando se toma sinceramente desde el alma y no porque sea el único camino.
      Un beso!!

      Eliminar
  4. Precioso, esta bordado¡
    Muy bonito.
    Enhorabuena. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte, Amapola.
      Besos

      Eliminar
  5. Vieja casa y maduras reflexiones... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viste Genín, a veces medio coinciden las entradas....
      Besos y salud!!

      Eliminar
  6. Lo difícil no es aceptar la realidad sino verla, aunque a veces es una ventaja.

    Esa galería me es familiar. Parece gallega, jaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que realmente sea una ventaja, aunque a veces duela menos, no?

      Por aquí le llamamos, "cierros" y son característicos de nuestras casas, pero bueno jajajaja se parecen a los gallegos :)
      Un beso, Blue

      Eliminar
  7. Aceptar y renunciar... tiempo de reflexión... sobre el río de la vida... Bonito balcón! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De vez en cuando...es bueno. :)
      Besos, Leovi.

      Eliminar
  8. Inmediatamente pensé como Blue.
    En el pueblo donde nací hay varias así, preciosas.
    Me fué imposible leer el poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí todas las casas del casco antiguo las tienen. Esta es de la casa de enfrente a la mía.
      El poema....muy largo.....quédate con el cierro de la foto :)
      Un abrazo, María Jesús.

      Eliminar
  9. Todo termina siendo una cuestión de tiempo. Tiempo al tiempo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiempo al que hay que dedicar su tiempo, :)
      Un beso, uruguaya

      Eliminar
  10. Me encanta ese tipo de ventanas, me pareces muy calidas...
    Y si, pienso que el amor es el hilo de todo.
    Lo triste es que hoy por hoy no se le da valor, prevalece lo material, el interés, el egoísmo; y eso nos va haciendo perder la esperanza, aunque por suerte, tenemos la virtud o no se si el defecto de levantarnos de nuevo y seguir adelante....(me callo, que me pongo pesada....)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que hables, Cheli, pesada de qué?.
      Bendito hilo... y creo que es una irtud el poder levantarnos, ;-)
      Un beso.

      Eliminar