domingo, 25 de mayo de 2014

Creer firmemente

Demian (fragmento); Hermann Hesse

Y me contó la historia de un muchacho enamorado de una estrella. Adoraba a su estrella junto al mar, tendía sus brazos hacia ella, soñaba con ella y le dirigía todos sus pensamientos. Pero sabía, o creía saber, que una estrella no podría ser abrazada por un ser humano. Creía que su destino era amar a una estrella sin esperanza; y sobre esta idea construyó todo un poema vital de renuncia y de sufrimiento silencioso y fiel que habría de purificarle y perfeccionarle. Todos sus sueños se concentraban en la estrella. Una noche estaba de nuevo junto al mar, sobre un acantilado, contemplando la estrella y ardiendo de amor hacia ella. En el momento de mayor pasión dio unos pasos hacia adelante y se lanzó al vacío, a su encuentro. Pero en el instante de tirarse pensó que era imposible y cayó a la playa destrozado. No había sabido amar. Si en el momento de lanzarse hubiera tenido la fuerza de creer firmemente en la realización de su amor, hubiese volado hacia arriba a reunirse con su estrella.
(...)


18 comentarios:

  1. Pues eso nos sucede a muchos....ja ja ja y despues te preguntas "en que estaba pensando..."

    La foto, no tengo palabras, de escandalo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la luna de valencia??, :))
      Besos, Cheli

      Eliminar
  2. Pues yo creo que se la hubiese pegado igualmente :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. DE porqué el amor es el fundamento de todo... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la misma raiz que todo lo alimenta y sustenta.

      Un abrazo, Darío.

      Eliminar
  4. Si, se hubiera reunido con su estrella, pero eso no quita que se cayera después, jaja.
    Lo siento, Carmela, estoy pesimista.
    Pero el relato me gusta, claro.
    ;-)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, espero que ya hoy se haya disipado ese pesimismo, si?. Y sentir, por qué?, tenemos nuestros picos, arriba y abajo. Solo deseo que ahora estés arriba, ...o subiendo.

      Besos, Blue

      Eliminar
  5. Uffff Hesse!! qué recuerdos!! Mi prefe era El lobo estepario pero creo recordar que este también me gustó...

    Mi escepticismo me impide creer en nada, y menos firmemente, pero vale, capto la idea, jeje.

    La fotografía... ufffff, para qué decir nada? ya lo dice todo ella. Fantástico ese cielo y su atmósfera.

    Beso con grises chulos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lobo estepario, ummmm, si, a mí tambien me gustó mucho, pero éste tambien fue especial. Imagino que tambien la edad hacía mucho, pero aun asi, hoy tambien!!

      Escéptica, tú?? andi ya, jajajaja
      Besos creyentes!!

      Eliminar
  6. Que belleza esos rayos de sol de la foto. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un atardecer impresionante, Fio.

      Besos, uruguaya.

      Eliminar
  7. A los demás mortales nos pasa igual, y nos equivocamos tanto teniendo a veces el amor en la dirección contraria a la que elegimos... la foto preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos equivocamos porque decidimos y si es así bendita equivocación. :)
      Un beso, Ana.

      Eliminar
  8. Me has hecho volver al pasado.
    Tuve una jefa cuando empecé a trabajar que me prestó todos los libros de Hesse.
    Y los leí todos.
    Me encantó. Hoy no sé si me gustarían tanto.

    La foto si.
    Siempre me gustan.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tambien yo los leí entonces...hace bastante, pero Demían cayó de nuevo entre mis manos y no pude resistirme.
      Me volvió a gustar :)

      Me alegra que te gusten las fotos, Toro.

      Unbeso

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Entonces alcanzarás la estrella, :)
      Besos.

      Eliminar