viernes, 23 de junio de 2017

Titilan las gotas vibrando sobre la espuma.

En la estación del frío
-aquella de la que no se vuelve
o al menos es lo que dicen-
todos los vientos aúllan a un mismo tiempo
desbaratando los días
rasgando las noches.
Y a pesar de ello
y sobre el rumor de las olas
inexplicablemente
-o quizás sea yo
la única que las escucha-
titilan las gotas
vibrando sobre la espuma.
Y su jadeo tibio y calmo
-a pesar del frío 
a pesar del ruido-
me sorprende a mí misma
con tanta ferocidad
que me adentra
en los instantes eternos 
-cazadores de sueños-
donde su aliento se demora
creando pequeños intersticios
-círculos dentro de otros círculos-
donde el asombro aun cabe.
Y es ahí, con la sed en mi mirada
desde donde invoco el aroma 
que se esconde varado en la piel
justo donde el vaho del deseo exhalado
dibuja esas constelaciones
que me son tan cercanas
tan palpables
tan fiables
y me dejo estar
segura y confiada
lo que dura un viaje de sueños rozando orillas
hasta que mis ojos 
sean de nuevo agua
desde donde sea posible 
reescribir  la vida 
y navegar en el asombro.

40 comentarios:

  1. Me alegro de tu vuelta , de tus versos y de esa fotaza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me alegra saber que te alegra :))

      Eliminar
  2. Hermoso poema en el que se puede descansar sobre la dulzura de las olas cuando sus gotas resultan espumas de oro, Carmela.
    Te estaba extrañando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tecla. Es cálido sentirse extrañada :))
      Un beso

      Eliminar
  3. Cazadores de sueños, piel de sal. Infinito el paisaje de una ola austral...Siempre es posible reescribir la vida. Mientras tengamos la tinta de sal, sacudiendonos en las venas. Besito me legra hayas escrito Carmela :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Demían, por suerte, siempre tenemos la capacidad de reescribirnos, solo que a veces pesa, pero como bien dices, mientras nos quede la tinta de sal...
      Y a mí me alegra que a ti te alegra.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Con estos calores parace como si el frío fuera algo inventado por escritores de mentes calenturientas.
    Gracias por tus letras y tus imágenes.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí hoy cae todo el fuego de San Juan :))
      Gracias a ti, Macondo.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Siempre llegan primaveras que nos rescatan
    instantes que no se miden en tiempo , si no en sensaciones
    entonces el frío del invierno desaparece
    por arte de magia , se instala la luz en la mirada
    y si la retina se humedece es de emoción y felicidad
    y una se queda adormecida en la calidez de un suspiro
    de una mano, de una mirada, de una caricia que nos salva
    del invierno

    precioso lo que has escrito y como no tu foto es genial

    un abrazo Carmela :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso es lo que has escrito tú, María.
      Vivimos entre primaveras e inviernos, entre ellos nos movemos :))
      Un abrazo desde esta orilla a la tuya!!

      Eliminar
  6. ¡ Pero que bonito ! Una vuelta preciosa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú siempre aquí :))
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  7. Espero que estés bien.
    Parece un poema de reafirmación.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Toro, por tus deseos. Ahí estamos, entre inviernos y primaveras.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  8. La estación fría se aleja con la pasión del deseo exhalado. Nadie espera ni piensa en la muerte en fases de efervescencia amorosa, el tiempo adquiere otro ritmo, dilatamos los segundos y apenas nada cuenta más allá del amor.

    Maravilloso poema, me hace navegar en el asombro y pone palabras a mis sentimientos.

    Me alegro de tu vuelta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, precioso lo que escribes Ilduara. Suspiremos y exhalemos fuerte :))
      Nunca deberíamos abandonar el asombro, al menos para mí es vital. Sin él, me ahogo.
      Yo tambien me alegro de verte, Ilduara.
      Besos.

      Eliminar
  9. Volver a escribir la vida...seguir sorprendiéndose...que así sea.
    Empezabas hablando de invierno pero ese mar tiene un cálido tono dorado...será una señal?
    ; )

    Me gustó mucho.Todo.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que así sea siempre Carmen, reescribir día a día navegando en el asombro!
      Me alegra que te guste. :))
      Otro besazo.

      Eliminar
  10. Como un sueño es tu poema... visualizar y escuchar cada gota... cada gemido del viento.
    Bellísimo, preciosa.

    Mil besitos, Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un sueño que en nosotras está realizarlo o no. Buscar ese asombro que nos mantenga viva.
      Muchos besos.

      Eliminar
  11. Me encanta tu poema Carmela, habla de caos, pero habla de espacios de luz,espacios donde uno reencuentra esa esencia a pesar de todo.. Precioso poema! Me ha gustado muchísimo! UN besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lunaroja. Busquemos esos resquicios...
      :))
      Besitos muchos.

      Eliminar
  12. La imagen atrapa, mece entre las comisuras de sus batallas.
    Y tus palabras son las pasos de quien camina por la orilla pensando y hablando para sí misma, pero a la vez sabe que el mundo escucha su lírica.

    Te dejo mi abrazo de luz ☆ 🌾🌼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta imagen es especial para mí, Athenea y me agrada que te guste. No sé si el mundo escucha o no, de verdad, pero en realidad, creo, que quien debe escuchar-se, es una misma :))
      Un abrazo, siempre.

      Eliminar
  13. Navegando en el asombro, buen final para un bello poema.


    Un beso Carmela ay

    ResponderEliminar
  14. La vida es un deambular de estaciones, una te lleva a otra, como el día te lleva al anochecer… o la luna, al amanecer… Y nosotros, somos transeúntes con mochilas a cuestas… pero siempre dispuestos a caminar, a respirar y abrazar un nuevo día, a escribir o reescribir nuevas páginas de ese libro que es la historia de nuestra vida…

    Qué bien volver a leerte, mi preciosa amiga… Vuelves con fuerza e intensidad… Precioso… y la imagen, divina!!

    Bsoss y cariños enormes!! 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dices de una forma muy bonita, Ginebra :)
      Yo tambien me alegro de volver, aunque sea un poco intermitente.
      Muchos besos y mis cariños!!

      Eliminar
  15. Círculos dentro de otros círculos donde aún cabe el asombro, quisiera volver a tener eso aunque sea una última vez en mi vida antes de morir, invierno o primavera persigues a la vida y eso es increíble.

    Te dejo un abrazo, tus imágenes me consuelan.

    JK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos círculos existen, no lo dudes JK y son los oasis en el desierto de la vida, aunque a veces cueste verlos. No concibo la vida sin ellos. Vivir sin la expectativa de asombrarnos, no es vida. Y tambien estoy convencida de que la vida no va a perseguirnos, es al contrario.
      Me alegra saber que te sirven las imágenes, ves?, para mí eso es un aliciente, algo que me empuja.
      Un abrazo y un beso.
      Carmela

      Eliminar
  16. De la estación del frío se vuelve, pero nunca de la misma forma, es como si la propia piel ya no fuera eso sino corteza seca de árbol, y habrá de pasar tiempo, mares y calor para ir devolviéndole una textura y un color más suaves...
    Me alegro de que escribas y, como las olas, vuelvas ;)
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maquinista!!, y totalmente de acuerdo, no se vuelve igual!! Habrá que perseguir esa nueva piel que nos envuelva :)
      Y yo me alegro de que te alegres.
      Un abrazo de ola grande.

      Eliminar
  17. Precioso, siempre lo bordas, tanto en el escrito como en tus magnificas fotos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa, me alegra verte. Y gracias.
      Un beso!!

      Eliminar