lunes, 8 de mayo de 2017

La certeza de la eternidad de la intensidad sentida.

Pedazos de palabras
entre espirales cabalgando,
lo demás era oscuro.
Y sobre ello construyes
tu propio mundo.
Crees comprender su verdad
el laberinto de su vida
y te crecen alas
que te mantienen viva
buscando el camino
las palabras que faltan
el fin del camino.
Y cuando comprendes
que en realidad no hay nadie
pensando en ti
que el laberinto no tenía principio
y que has cabalgado
por el sendero
de una batalla perdida,
la quietud
los instantes puros
se diluyen como gota amarga
frágil y efímera
que cae al vacío.
Y no se puede elegir.
Pero sabes que posees
que has ganado pulso a pulso
el derecho a gritar
a través de las fisuras del tiempo
la certeza de la eternidad de la intensidad sentida.

36 comentarios:

  1. Un grito pronunciado en el centro del laberinto es el hilo de Teseo que nos lleva a uno mismo hasta alcanzar lo eterno.

    Un beso, Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y al unir nuestro exterior con nuestro interior alcanzamos esa certeza de la eternidad de la intensidad sentida.

      Un beso de vuelta, Ilduara.

      Eliminar
  2. Precioso poema! Con garra y dolor, rompiendo límites.
    Me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A menudo alcanzar la certeza de nuestro propio sentimiento es doloroso, pero necesario.
      Un beso Lunaroja y gracias.

      Eliminar
  3. Está muy bien que te entiendas contigo misma Carmela. Yo también te entiendo en la intensidad de tus sentimientos que bordean tu vida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas que siempre lo consigo. pero esta certeza si la he alcanzado. Me alegra sentirme acompañada :)
      Un beso.

      Eliminar
  4. A veces nos envuelve el humo y mientras el sueño lo sentimos certeza se puede acariciar a través de las palabras. Pero hasta ellas se desgastan y cansan. Yo te entiendo.

    Mi abraz☆ de luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el humo se desvanece y nos encontramos en medio del laberinto... Me alegra que me entiendas.
      Un abrazo Athenea.

      Eliminar
  5. Entiendo ese dolor Carmela. A veces hasta el grito se hace mudo... Escrbir nos quita demonios que pesan al menos para navegar mas livianos. Un abra enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconocer el dolor, quizás sea el primer paso. Y buscar nuestro propio hilo de Teseo.
      Me alegra tanto tu vuelta :)
      Un abrazo Demi

      Eliminar
  6. Imagen y poema magníficos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Y cuántas veces sentimos ese olvido,aunque no sea tan real como imaginamos...Porque siempre hay alguien,que está aunque no lo tengamos delante.Pero es así que en la encrucijada,los gritos se quedan sordos,no pueden salir ,se anudan más en las entrañas del dolor.
    Besucos linda.Qué bello escribes siempre!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que hay olvidos que no son reales y los hacemos nuestro, mi querida Gó. Pero luego está el verdero olvido, el que cuesta reconocer y aceptar, el que no queremos ver o el que forma parte de nuestra propia debilidad o quizás autodefensa. El que una vez visto tenemos que afrontar y, si es necesario, gritarlo con fuerza.
      Muchos besucos para ti!!

      Eliminar
  8. Sí, Carmela.
    Nos hemos ganado el derecho a gritar.
    Hasta nuestro último día.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ese grito ...... ese grito es nuestro.
      Veo que me entiendes.
      Un beso, Toro.

      Eliminar
  9. Nuestro más fidedigno derecho; decir desde el alma, ese grito que gime desde la risa o el llanto, la voz, de lo que somos y sentimos…

    Qué maravilla de versos, querida amiga, y conjugados con la preciosa imagen, un verdadero deleite para los sentidos…

    Bsoss y cariños enormes 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La voz de lo que somos o de lo que sentimos...tú si que lo dices lindo :))
      Gracias a ti por ser como eres
      Un besazo.

      Eliminar
  10. Precioso poema, pero la foto ¿qué es? a mí me parece una longaniza de pascua.

    Besos Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo no sabía que en Pascua se estilan las longanizas, ¿no eran los huevos de Pascua??, jajajaja
      Un beso, Rafa.

      Eliminar
  11. Me considero una constante guerrera de batallas perdidas; pero nada saco con preguntarme el por qué y para qué, al igual que tú, me gané el derecho a gritar y expresar mis emociones.
    Me encantó tu escrito Carmela.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Taty, me alegra verte de nuevo de vuelta. Toda guerrera, por serlo, tiene ganado ese derecho, se ganen o no las batallas. Es nuestro derecho.
      Un gran abrazo!!

      Eliminar
  12. Te ha salido un poema triste, bastante triste, pero precioso, redondo.
    Ah, esos sentimientos en el aire...
    Besos, Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces las palabras son tristes en su expresión, pero una vez asumidas y expresadas, pasan a otro estado.
      Los sentimientos son un mundo.... pero son nuestros :))
      Un beso, Blue.

      Eliminar
  13. Joderrrrrrrrrr! qué bien escribes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja bueno si a ti te gusta me alegro, pero no lo creo, la verdad. En cualquier caso, gracias Tracy.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Triste y muy bello poema Carmela, son palabras que surgen de un corazón maltratado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conchi, como decía un poco más arriba, no te niego que sea triste, pero en el fondo creo que la expresión de un sentimiento, sea cual sea, lo suaviza.

      Besos!

      Eliminar
  15. Me encanta como escribes Carmela, muy parecido a mi hija o ella muy parecida a ti. Su blog, lo tiene un poquito abandonado " Mi vida en vidas ajenas " hace tiempo que no escribe. Un abrazo y perdóname.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdonarte de qué???
      A mí me encanta que te guste como escribo y que me compares con tu hija, sin haberla leido, pero ya solo por ser tu hija me emociona. Pasaré por su blog...
      Un beso enorme y gracias a ti.

      Eliminar
  16. Intenso y sentido poema como la misma eternidad...lo único de lo que parecemos tener absoluta certeza,¿o no?
    No...de nada se puede estar seguro salvo del morir, y mientras tanto...vivir el camino sintiendo con intensidad todo, tal cual has hecho con tus versos.
    Mi aplauso sincero.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente solo podemos tener contadas certezas, Marinel, la mayoría de las cosas solo podemos asumirlas. Pero si que tengo la certeza de que la única manera de vivir la vida es haciéndolo intensamente.
      Mi aabrazo.

      Eliminar