martes, 30 de agosto de 2011

Avanzar

                                     

                                                         
        


Casi sin darse cuenta abandonó a la que fue y se convirtió en la que es.
Ni mejor ni peor, pero sí, otra.
Y ahora, consciente de ello y sin renegar de la que fue, 
dándole su lugar,
y sabiendo que con dolor la parió,
y decidida a no defraudar su sacrificio,
avanza por esta vida,
asustada y temerosa algunos días, 
y otros, decidida y altiva,
empujada por su aliento.
        



   
    Lole y Manuel: Nuevo día                                   

73 comentarios:

  1. Nadie queda inmune frente al Dios Tiempo. Hasta las piedras cambian de forma ante su presencia soberana.
    Besos marítimos

    ResponderEliminar
  2. Por su aliento, la fuerza que descubre tener, y querer, sobre todo, aceptándose. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Siempre hay una ola que suplanta a la ola que muere. Y no por ello deja de ser el mismo mar. A veces tranquilo y otras impetuoso. Bicos

    ResponderEliminar
  4. Vamos cambiando a lo largo d ela vida, no podemos estancarnos ni aferrarnos a clichés auqnue sean los propios, hay que cambiar aquello que es necesario para vivir las diferentes etapas.
    Hasta la semana que viene, Carmela.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Maia, tienes toda la razón en lo que dices, nada ni nadie escapa del Dios Tiempo, pero creo que sí está en nosotros ver y aceptar ese cambio e intentar escoger la dirección y no dejarse empujar simplemente. Difícil muchas veces.
    Besos marineros.

    ResponderEliminar
  6. Fio, poco más puedo añadir a tus palabras. Solo que a veces esa fuerza que descubre tener la descubre gracias a buenas personas que a su vez le ayudan a aceptarse, aunque eso sea en último termino una decisión personal.
    Muuuuchos besos

    ResponderEliminar
  7. Si Vera, siempre hay olas nuevas que nacen y como bien dices son el mismo mar, la misma esencia y todas permanecen en él.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Así debe ser, avanzar, ir hacia delante, sabiendo de donde venimos, pero abiertos a lo que nos convertimos. Valorar nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro... Aunque algunos lo hacemos muy mal jijiji

    Besos salados

    ResponderEliminar
  9. Si Wendy, renovarse y avanzar y aprender a cambiar sin olvidarse de lo anterior.
    (No puedo comentarte, da por sí a todas las preguntas)
    Besos muchos

    ResponderEliminar
  10. jajaja Lluna, casi nos completamos hoy, no?. Oye lo has dicho perfecto, jajaja y yo diciendote cosas en tu casa.
    Besos resalados

    ResponderEliminar
  11. Carmela, me quede observando la fotografía como se miran los cuadros en los museos, Impresionada y fijandome en los detalles. Impresionante!

    El tiempo no pasa de vacío, cambiamos y pasamos a ser otros siendo los mismos. Evolucionamos poco a poco, retrocediendo uno y avanzando dos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. que no le falte ese aliento que le empuja a la vida, y como fondo ese mar de encaje.

    besitos

    ResponderEliminar
  13. Jo, Carmela, yo quiero ser como ella... Texto inspirador, de verdad. De él destaco especialmente la consciencia que tiene de sí misma y que está "decidida a no defraudar su sacrificio...,"
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  14. Nacer de uno mismo. Eso es bueno.
    Lole...que voz tan diferente ¿verdad?. Siempre me gustó.
    Besos.
    Ahora cada vez que me quedo viendo romper una ola me acuerdo de tus fotos, ja, ja.

    ResponderEliminar
  15. Tus fotos de las olas son verdaderamente geniales, yo las veo tan llenas de vida...
    Y sobre el texto que escribes, pues es que a mi me parece que la vida funciona así ¿No?
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  16. Así es como de alguna forma renacemos nuevamente... nunca sabemos si lo que enfrentamos será o no de todo nuestro agrado,si soportaremos lo que viene... es de lo que se trata la vida... todo es un terminar y volver a nacer. Un abrazo desde Chile.

    ResponderEliminar
  17. Como todo recién nacido, todo da miedo, pero todo es una aventura nueva!

    ResponderEliminar
  18. Chiquilla, me alegra que te guste la foto, la verdad es que es un mundo de tirabuzones blancos. Cambiamos continuamente y lo importante es asimilar ese cambio y aceptarlo, reconocerlo y darle su lugar a la que fuímos y querer avanzar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Ana, yo creo que nada mejor que nosotras mismas, la que somos y la que fuímos, para ayudarnos a avanzar.Es un mar de encajes, no lo había visto así y me gusta.
    Besos, Ana.

    ResponderEliminar
  20. Guinda, destacas algo que me gusta especialmente.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  21. Blues, así creo que debe ser, un renacimiento continuo. Una voz muy particular y diferente la de Lole.
    Pues no veas el cajón de olas que tengo, jajaja, vas a terminar ahogada, jajaja, es broma.
    Bicos y besos.

    ResponderEliminar
  22. Blue jaja me quede con tu multiplicación en muchas pequeñas bolitas y ya te nombro en plural.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Nati, encantada de leerte, y estoy de acuerdo contogo, todo es siempre un continuo renacer. Bienvenida por estos lares.
    Un abrazo y un beso.

    ResponderEliminar
  24. Malena, me alegra verte!!. Un recien nacido y una madre experta si nos reconocemos.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  25. Hasta los reptiles aceptan el cambio y mudan la pies exterior cada primavera. Pero, en lo profundo sigue en corazón de siempre, un poco más curtido. Las esencias son las mismas, el mismo mar, que dice Vera.

    ResponderEliminar
  26. A veces Mariajesús, la metamorfosis es muy grande, por ejemplo de gusano a mariposa, y debe la mariposa reconocerse y recordar al gusano que se entregó para darle paso a ella. Y esa mariposa debe aprender a volar y no olvidar nunca la que fué y sigue como bien dices siendo en esencia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Pues si tienes un cajón de olas, es porque cada una era ella, algo le pasaba que era diferente a la anterior y a la posterior... y eso que se hacen con la misma masa de agua ;-)
    Ya lo han dicho...
    Achuchones

    ResponderEliminar
  28. Tienes razón India, todas son distintas y maravillosas, podría pasarme horas mirándolas, y oyéndolas.....porqque cada una brama de una forma diferente. Te has fijado cuando hay poca gente solo se oyen las olas como suenan, continuo, pero diferente... oirnos es bueno, muy bueno (jajaj y esto que pega aquí, verdad?).
    Achuchoes muchos!!

    ResponderEliminar
  29. Carmela,
    qué flamenca y marinera te veo últimamente!este poema,me lo aplico personalmente:avanzar en esta aventura de vivir,sin dejar que el miedo y el desaliento tomen el timón,avanzar con inocencia y confianza,al amparo de lo desconocido,sin más garantías que andar creciendo en el camino.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Troyana, jajaja, flamenca y marinera,....me encanta. Mira te contaré que el flamenco no sabía que lo llevaba tan dentro y es algo que poco a poco me va a florando, casi sin darme cuenta. Me alegra que te guste.
    Un besote

    ResponderEliminar
  31. Preciosa esa ola, nos la has congelado, para que podamos disfrutarla. Creo que me identifico con tus sentimientos. Besos.

    ResponderEliminar
  32. Me gustaron mucho tu reflexión en esta entrada, necesito mucha fuerza en estos días. Definitivamente. Me gusta la fortaleza que dejas en tu poema y mucha intensidad maravillosa, besos

    ResponderEliminar
  33. Yo creo Leovi que en la naturaleza existen las mejores obras de arte que existen, solo tenemos que pararnos y observarlas, aunque tú de esto sabes mucho:))
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Mixha, me alegra mucho saber que pueda ayudarte. Cualquier cosa, ya sabes.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  35. Somos los mismos y somos distintos. La vida no pasa por nosotros sin dejarnos su huella. Como las olas, morimos estrelladas y volvemos a renacer.
    ¡Precioso, Carmela!
    Me está gustando mucho descubrir tu espacio. Las fotos que haces son realmente espectaculares.
    Bueno, pues con tu permiso por aquí me quedo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Ja, ja, ja, no importa, además de Lole también me gusta el blues!!!
    ;-)

    ResponderEliminar
  37. Isabel, encantada de que te guste, yo ya me apalanqué en el tuyo, jajaa. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  38. Blue, es que son muchas bluecitas rodantes jajaja ;-)..el blues tambien me gusta.

    ResponderEliminar
  39. Y a veces tenés que cambiar por fuerza...
    O para complacer...
    O para no aburrirte...

    Pero creo que en el fondo, una sigue siendo la misma.

    Baci, Carmela

    ResponderEliminar
  40. NINA, yo creo que ambiar, cambiamos siempre, lo que es necesario es hacerlo siendo consciente de ello y guardando lo que hay que guardar, y no creo que por complacer o no aburrirse cambiamos, más bien nos acoplamos, pero bueno eso solo es como lo veo yo :))
    Muchos besos y bacis

    ResponderEliminar
  41. Me ocurre un poco lo que a Blue con el pegament, digoo, con las olas (tontolabaenqueestaríapensando) Cada vez que veo una ola romper por doquiera (palabra más chulina) pienso en tí extrayendo una conclusión filosófica con derivaciones sexuales. Noo, sexuales noo, que bobo. Quiero decir existenciales pero con base lúbr..buenoo,ay, como volvemos del verano.

    En fin, besos desde el oleaje.

    ResponderEliminar
  42. El título ya es sugestivo, avanzar, siempre hacia adelante.
    Somos de todo un poco un dia u otro.
    En el fondo los mismos.
    Niña, la música me ha puesto los pelos de punta,Olé,olé,olé.

    ResponderEliminar
  43. Frankie, jajaja creo que voy a tener que cambiar el fular por una ola, o al menos remojarlo en ella, mira ahora que caigo yo a la playa llevo uno grande, no es malva, es blanco y negro, y tapa algo mas que el cuello, pero podría servir, jajaja, para los meses de verano cambio de avatar.
    Un beso remojado

    ResponderEliminar
  44. Hola Libre, me alegra verte de nuevo por aquí y tú lo has dicho avanzar siempre. Lole es fabulosa, verdad??.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  45. jaaaaajajajjajajaj me parto con Frankie... mira, GreenMan, te mando un lametón, como a Descla... mmmmmm sabor a mar jijijijijiji

    ResponderEliminar
  46. India, te leo muy descocada, jajaja
    Un beso

    ResponderEliminar
  47. En la vida lo mejor es ser de una materia moldeable que nos permita ajustarnos a los cambios sin abandonar y renunciar nunca a nuestra naturaleza. Bonito escrito.

    Un beso

    ResponderEliminar
  48. Ay carmela,esto me ha gustado mucho y me ha dado un vertigo y tambien un susto.
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  49. Ay carmela,esto me ha gustado mucho y me ha dado un vertigo y tambien un susto.
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  50. Aka, me alegro de tu vuelta, espero que aprvecharas a tope tu pequeño descanso. Tú lo has dicho, moldeables pero sin abandonar nuestra esencia.
    Un beso

    ResponderEliminar
  51. Loba, un vértigo y un susto??. Espero que se te haya pasado.
    Besoss

    ResponderEliminar
  52. ¿y en el fondo, no somos siempre los mismos?...
    me alegro de volver un abrazo grande Carmela.

    ResponderEliminar
  53. hola pase por tu blog y me encanto!!!es super creativo.
    el mio es postsdeunreinoalien.blogspot.com
    nos leemos y seguimos.
    besos

    ResponderEliminar
  54. Que una se va y que otra nunca ha sido.

    Abrz.

    ResponderEliminar
  55. Quizás Lai, la cuestión sea reconocerse verdaderamente y aceptarse. Muchas veces hay que tener valor para aceptar lo que sentimos y queremos y darle paso.
    Besos y me alegro mucho de tu vuelta.

    ResponderEliminar
  56. Hola Jackie, bienvenida a este blog y gracias por tus palabras. Me pasaré por tu casa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  57. Pero en el fondo provienen de la misma.
    Un abrazo Sarco

    ResponderEliminar
  58. Hermoso, me encantó. Te cuento algo: entre finales de septiembre estaré por España presentando mi novela, Detrás de las sonrisas, y leyendo poesías. Ya te diré las fechas y los lugares, pero en principio será Cordoba el 29-9 en la Teteria Omundo, Ourense el 6, 7 y 8 de ocubre y Zaragoza del 15 al 19 de octubre. Ya veremos si hay más. Un beso. Te dejo el enlace de mi novela.

    http://mentiraysonrisas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  59. muy bonito tu texto, muy bien expresada esa emoción ambivalente, a días, que ante la vida sentimos
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
  60. Otra vez a viajar al olvido, gracias, gracias por dejarme el enlace¡¡¡. La leeré encantada. Tenme informada de cuando vienes por España. Precisamente hoy te escribo desde Córdoba, donde estoy desde ayer.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  61. Mixha, ¿todo mejor?, me slegrs que pases de nuevo. Estoy fuera, pero te leo.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  62. Jose Antonio, gracias por tus palabras y por pasarte.
    Un beso

    ResponderEliminar
  63. La foto epectacular, y las palabras tan ciertas; que poco hay que agregar.
    Todo cambia permenentemente y no adaptarse a ello puede ser complicado, aunque alguanas veces, por alli, aparece la de antes....digo, porque a veces la veo, aunque luego, la realidad la cubre nuevamente...
    Besos.

    ResponderEliminar
  64. Mixha, te escribí desde el móvil y fué un desastre, quise decirte que me alegraba de que volvieras.
    Un beso

    ResponderEliminar
  65. Cheli lo bueno es no olvidar de dónde venimos y valorar todas las que fuímos, no?.
    Un besote grande

    ResponderEliminar
  66. Yraya siempre es bueno que algo nos empuje y ayude a caminar, o simplemente nos acompañe un trecho.
    Un besote

    ResponderEliminar
  67. Cambia, todo cambia... que cantaba Mercedes Sosa.

    Y a nosotros nos cuesta hacerlo un poco más pero aunque no lo parezca nuestra piel es elástica y merece la pena el intento.

    Besos!

    ResponderEliminar
  68. Marga y ese cambio, a menudo nos beneficia. Solo es cuestión de arrojo y valor.
    Besos

    ResponderEliminar
  69. Tanto tiempo querida Carmela
    se te extrañaba.
    siempre es bueno abandonarse un poco y entregarse lo suficiente.

    ResponderEliminar
  70. Gabriela, tambien yo te eché de menos. Siempre hay qe entregarse, darse y sin esperar nada. A veces se recibe mucho.
    Besos desde acá.

    ResponderEliminar