martes, 10 de abril de 2018

Carcel de hierro



Ojalá mis manos, mi piel, mi sangre y mi boca
pudieran escapar de este corazón que sabe,
y así soñarte un día más,
o tocarte y besarte y perderme
en ti,
aunque después volviera a la cárcel de hierro
del corazón que sabe, 
y recuerda.


30 comentarios:

  1. La cárcel del amor es más fácil de llevar si se conoció el desenfreno del cuerpo y alma del amado que nos demuestra que la libertad existe para destrozar rejas y celosías que nos colocan a las plantas del amor renovado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una visión muy positiva, Ilduara. Y creo que tienes razón en que es necesario ese recuerdo para poder destrozar esas rejasby celosías.

      Un beso grande.

      Eliminar
  2. Soñar bajo la bravura de la pasión, rozando el corazón, bebiendo a sorbos la vida.

    Un placer disfrutar de tu entrada.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María :))
      Ya sabes que el placer es mío.

      Un beso grande.

      Eliminar
  3. Ayyyy qué mal se está en esa cárcel...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carcel y amor son incompatibles.

      Besos, Toro.

      Eliminar
  4. La memoria termina siendo implacable.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Echar candado al corazón es ( creo) imposible
    El mismo amor derrite toda armadura.
    Llego a pensar q alguno es masoka jajaja

    Un abrazo de orilla a orilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, el amor que se siente, no puede ser recluido en ninguna cárcel, ninguna reja puede detenerlo. Diferente son las rejas y barrotes que nos asfixian cuando amamos pero sabemos.

      Qué me gustan esos abrazos entre nuestras orillas :))

      Eliminar
  6. Uno no puede escapar de esos sentires que alberga el corazón… Es la más agridulce prisión…

    Hermoso, como siempre... Un verdadero deleite, preciosa amiga…

    Bsoss y abrazos enormes, y muy feliz tarde 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con tus palabras Ginebra :))
      Gracias por pasarte y por tus palabras.

      Mil besitos

      Eliminar
  7. Nada de cárceles para el corazón, libertad plena... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. Es que el corazón sabe lo que la razón no quiere ver (había un dicho parecido) Y es así... no se puede ir en contra de lo que uno siente, desde el amor hasta el dolor.
    Precioso como siempre Carmela!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El corazón y la mente, ayy cuando caminan por caminos separados :))

      Preciosa, tú :))
      Besos

      Eliminar
  9. Los amores presos no me gustan, jeje.
    Qué es eso tan bonito de la foto?

    Besos, Carmela

    ResponderEliminar
  10. No, no es algo que guste :))

    Es "El muelle de Río Tinto", que si te fijas bien, recuerda a una Torre Eiffel posada horizontalmente sobre el mar, (fue construida siguiendo las directrices de la escuela de Gustav Eiffel) es un imponente muelle, construido en madera y hierro, que se adentra en la Ría de Huelva durante cientos de metros. Se construyó en 1876, no con el objetivo de transportar las miles de toneladas de mineral que se extraían de las Minas de Río Tinto.

    Me alegra verte, Blue.
    Bicos!!

    ResponderEliminar
  11. Es como ese preso que pide su última voluntad antes de morir. Volver a la prisión de una misma con un último recuerdo.

    Mil besitos para tu noche, mi preciosa Carmela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho bien claro, mi querida Auro la cárcel somos nosotras mismas.
      Mil besitos

      Eliminar
  12. Me ha encantado esta postal tan íntima. Tú y yo sabemos que tienes un don especial. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste Xan.
      Bueno, jaja, gracias aunque no sabría yo, jajaja, pero gracias Xan.

      Un beso grande.

      Eliminar
  13. ¡¡Precioso Carmela!!. Un placer venir, leer y desearte un feliz fin de semana.

    Besos de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Conchi, por tus palabras y por tu visita :))

      Un beso grande.

      Eliminar
  14. Cuando el corazón se somete a los dictados de la razón, languidece preso.

    Es una cruenta batalla y de haber un ganador, yo lo tengo claro.

    La fotografía es una pasada, preciosa construcción que has fotografiado divinamente, vaya ojito el tuyo :))

    Un beso querida Carmela y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, la única opción válida, es ignorar lo que sabemos y guiarnos por el corazón. y eso implica, valentía. La otra opción, es quedarse entre los barrotes.
      Yo tambien lo tengo claro, :))
      Gracias, Manel.
      Un besazo.

      Eliminar
  15. Me parece muy, muy hermoso este poema, precioso de verdad y esa comparación con el mar...

    Me ha encantado...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, me encanta que te guste.
      Mil besitos.

      Eliminar